El Marineda se refugia en el mercado internacional

Ha tenido que fichar cuatro extranjeras para hacer frente a los problemas que se ha encontrado durante el año


a coruña

?ientras el mercado nacional está cada vez más prohibitivo y los problemas crecen, el Marineda hace frente a su crisis poniendo sus ojos en el extranjero. Tras iniciar la temporada con dos extranjeras (Tassia y Juliana), el club coruñés ha pasado por diferentes vicisitudes y en la actualidad cuenta con cinco jugadoras foráneas, una de ellas en el filial.Kim McConaha, Ailyn Sosa, Tassia Gonçalves, Eva Tcholakova y Giselle Andreia de Souza forman el repóker de extranjeras que trabajan a diario a las órdenes de Julio Villanueva, sin duda un cambio radical con relación al conjunto que inició la temporada. Algunas más, como la brasileña Andreia Alves Evaristo estuvieron probando fortuna en A Coruña, pero fueron finalmente descartadas. Otras, como las peruanas Julissa Zamudio y Sara Joya estuvieron a punto de firmar, pero se echaron atrás en el último minuto. Tanto cambio se debe a que la temporada no está siendo sencilla para el club coruñés. Tras hacerse en verano con la plaza que no pudo mantener el Millenium por problemas económicos, la entidad que preside Rubén Martínez Acuña se marcó el objetivo de finalizar la Liga entre los cinco primeros para poder disputar la próxima temporada la nueva División de Honor. Según avanzaron la primeras jornadas y los resultados eran buenos, la directiva soñó el título de la FEV que lo ascendería directamente a la Superliga. Fue entonces cuando buscó refuerzos. Pero éstos no llegaron, las lesiones hicieron acto de presencia y el equipo empezó a desinflarse.Fichajes frustradosLas dos incorporaciones peruanas que tenía apalabradas para llegar tras el Mundial se echaron atrás y el responsable de los fichajes, José Manuel Touriño, comenzó a peinar el mercado. El club hizo pruebas a algunas extranjeras, pero no dieron la medida.Llegó Kimberley McConahan, descartada por el Mazzotti Las Palmas, convenció y se quedó, incluso pese a que su anterior club la quiso recuperar semanas después. Posteriormente se presentó en A Coruña Patricia Suárez, una sadense procedente del mismo club que pretendía foguearse en la FEV ante la falta de oportunidades en la Superliga. Las diferencias surgidas entre las directivas del club canario y del gallego, hicieron a la joven coruñesa dar marcha atrás y acabó entrenándose con el Zalaeta, a la espera de disputar el campeonato de España juvenil con el Mazzotti.«Espantada» de JulianaEntretanto, Juliana tuvo un enfrentamiento con su entrenador y abandonó el club, camino que siguieron sus compañeras Sonia e Irene, según se comenta en el vestuario «en solidaridad con la brasileña».Así, el Marineda se encontró sin medio equipo y con problemas de clasificación. Las incorporaciones de la búlgara Evelina Ianova Tcholakova (jugadora de 4 receptora) y de Eilyn Sosa (jugadora de 4 receptora) son el remedio urgente encontrado para salvar la temporada y finalizarla entre los 5 primeros. Al tiempo, el club incorporó a la coruñesa Cristina Casal y recibió el ofrecimiento de la brasileña Giselle Andreia de Souza, quien al ocupar plaza de extranjera y tener el Marineda el cupo cubierto, se entrena con el primer equipo, pero juega con el segundo hasta la próxima temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Marineda se refugia en el mercado internacional