Real Karim Benzema


Un equipo del montón, sin brillo ni expectativas, con un delantero genial, inteligente, técnico, elegante, con gol... Eso es el Real Madrid de hoy. Con eso y algo de orden, suficiente para estar en cuartos de final de su competición fetiche. Y quién sabe si algo más, a poco que sonría el sorteo y se alineen los astros que casi siempre se conjugan a su favor en esta competición. Es el Real Karim Bemzema. Porque el francés es a lo único que se puede agarrar para creer.

Hasta el Atalanta, ese equipo esquizofrénico cuyos partidos recuerdan a las alocadas pachangas de patio de colegio en las que todos atacan y casi nadie defiende, fue mejor en el arranque. Hasta el 1-0. Zidane apeló a la consigna del confinamiento. Todos atrás, orden y sacrificio, y ya sonará la flauta. Esa receta que le dio la Liga el año pasado, aunque algún culé burlón apostillará lo de las ayuditas arbitrales. Por eso apostó a tres centrales, Lucas y Mendy en los laterales, y tres mediocentros por delante. Valverde, escorado a la derecha, en continuas ayudas a Lucas, y Kroos y Modric en paralelo, con el mono de trabajo para no echar de menos a Casemiro. Resistencia, carreras de Vinicius de esas que ayudan a meter el miedo en el curso rival, y a esperar el error. Con eso ganó el Madrid. Como si fuera el Getafe.

Zidane sabe de lo limitado de su equipo y el partido salió como lo había dibujado en su cabeza. Jugó al fallo y fue el portero rival el que le dio la razón, Modric robó y Bemzema hizo lo de siempre. Marcar y decidir. Porque en un equipo sin gol desde la marcha de Cristiano, solo un futbolista blanco es capaz de ver puerta por sí solo. Sexto gol en sus últimos cinco partidos, vigésimo esta temporada, 269.º desde que aterrizó en la casa blanca allá por el 2009. El galo no tiene prensa. Ni muchos amigos, como reconoció en una de sus últimas entrevistas. «Solo tengo uno, lo que demuestra que la amistad es muy importante para mí», confesaba. Y quizás por eso no se hable de su renovación, tanto como la de otros. Bemzema acaba en el 2022 y Florentino ni se ha interesado por su situación, a tenor de lo dicho por el propio protagonista. «Si el presidente me quiere estoy aquí. Estoy aquí y espero seguir aquí», reconocía en la previa del partido.

El Madrid está en cuartos. Y solo él es capaz de ganar con el escudo. Historia, orden y Benzema. Es lo que hay.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Real Karim Benzema