El Barcelona sigue creciendo ante el Slavia de Praga

Venció con sufrimiento y de rebote a los checos que llegaron a empatar el partido


Que el Barcelona ha encadenado ya seis victorias seguidas en el último mes de competición es un hecho. Pero también lo es que a poco que se enfrenta un rival valiente y que le aprieta, sufre como un equipo menor. Tiene tajo Ernesto Valverde. Venció el Barça en el Eden Arena al Slavia de Praga sumando su segundo triunfo continental, pero lo hizo pidiendo la hora y sufriendo ante un equipo desvergonzado y valiente que claudicó merced a su pésima puntería y a un acertadísimo Ter Stegen.

Otra vez el alemán fue clave en el triunfo azulgrana en un partido en el que desaparecieron demasiados jugadores y donde las estrellas aparecieron lo justo para disfrutar de los tres puntos en el cierre de la primera vuelta de la fase de grupos. Puso contra las cuerdas al Barça el equipo dirigido por Jindrich Trpisovsky. Y eso que el inicio de partido con un gol a los tres minutos invitaba a pensar que sería un choque más que plácido, pero el Slavia no se achantó. Sufría lo indecible en aras de respetar su estilo preestablecido de juego, pero terminaría encontrando un juego fluido que pondría contra las cuerdas al Barcelona en más de una ocasión.

Merece Ter Stegen ya un reconocimiento destacado y unánime aquí y en su país, donde incomprensiblemente sigue viendo los partidos de su selección desde la barrera. No hay partido del Barça en el que su cancerbero no demuestre que es de los tres mejores porteros del mundo en la actualidad.

Le tocaba remontar al Slavia tras el gol tempranero de Messi, el primero del argentino este año en la máxima competición, y lo buscaba con desparpajo, sin miedo alguno. Y, sólo en la primera mitad, el equipo checo ponía a prueba hasta en tres ocasiones clarísimas los reflejos del portero alemán del Barcelona.

Sería el preludio de lo que estaba por llegar nada más iniciarse el segundo tiempo. Mantuvo su obsesión por asediar el área culé hasta que el zaguero Boril irrumpió por el centro de la defensa y batió, por fin, a Ter Stegen.

Con todo, le duró poco la alegría al Slavia, que apenas unos minutos después de celebrar el empate como se merece veía cómo el equipo azulgrana volvía a mandar en el marcador tras una jugada a balón parado de la que sacaba tajada el Barça con gol en propia puerta de Olayinka. El equipo de Valverde, respiraba aunque el cuadro local no bajó el pistón ni su estilo de juego. Siguió volcado sobre la meta de Ter Stegen, al que rondó hasta los últimos segundos. El equipo checo se vio capaz de sacar el segundo punto de un grupo que finalmente comanda el Barcelona tras los resultados de la tercera jornada continental.

Ficha Técnica

Slavia, 1 Barcelona, 2 Slavia de Praga: Kolar, Coufal, Kudela, Hovorka, Boril, Sevcik, Soucek, Masopust (Van Buren, min. 77), Stanciu (Husbauer, min. 77), Zeleny (Tecl, min. 46) y Olayinka.

Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Jordi Alba, Busquets (Arturo Vidal, min. 78), Arthur (Rakitic, min. 84), De Jong, Messi, Luis Suárez y Griezmann (Dembélé, min. 69).

Arbitro: Bobby Madden (Escocia). Amonestó a Jordi Alba, Masopust, Boril, Olayinka, Sevcik y Dembélé.

Goles: 0-1, min. 3. Messi. 1-1, min.49. Boril. 1-2, min. 57. Olayinka, en propia puerta.

Incidencias: Partido correspondiente a la 3ª jornada de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Eden Arena. 20.000 espectadores.

El VAR concede un gol al Lille en el minuto 97 y al Valencia se le esfuma la victoria

La Voz

Los de Celades dejan escapar la victoria tras la expulsión de Diakhaby

ción Deportes, 23 oct

(EFE).- El Valencia perdió dos puntos en Lille con un gol del rival en el minuto 95, tras un partido discreto pero que a punto estuvo de ganar pese a sus escasos merecimientos y que ahora le obliga a un gran esfuerzo para alcanzar la segunda plaza del grupo.

La primera mitad del Valencia fue mala y en la segunda una ligera mejoría le hizo soñar con el triunfo, pero la expulsión de Diakhaby y la reacción final del Lille frustró su victoria.

El equipo visitante no entró bien en el partido, ya que no encontraba la forma de sacar la bola controlada desde atrás y no superaba la forma de superar la presión de un rival con más intensidad que calidad, pero que no dejó respirar al conjunto de Albert Celades.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Barcelona sigue creciendo ante el Slavia de Praga