Vida extra para el Madrid y Zidane

Los blancos reconducen su delicada situación en la Champions gracias a un gol de Kroos que valida una sufrida victoria en la 'final' de Estambul


Colpisa

Ocho meses después de aquel trabajado triunfo en Amsterdam que resultaría a la postre baldío, el Real Madrid se reencontró con la victoria en su sanctasanctórum europeo. En la caldera de Estambul, con Zinedine Zidane asomado al infierno y los blancos al filo del abismo continental, el conjunto de Chamartín logró una victoria que serena algo las aguas que embraveció la pérdida del liderato liguero y da vida extra al marsellés y a su equipo si bien no disipa las dudas que atenazan a ambos en otro día de padecimiento extremo. Recondujo su errático deambular en el Grupo A el trece veces campeón de Europa, beneficiado también por la derrota del Brujas ante el PSG en el Jan Breydel, aflojando la soga que pendía del cuello de un conjunto acostumbrado a pasearse por la liguilla pero cargado de urgencias otoñales esta vez tras la hecatombe ante el PSG en el Parque de los Príncipes y la caraja con que le pilló la escuadra belga en su visita al Santiago Bernabéu.

Superó el cuadro de Zidane su primera 'final', aunque tuvo que sufrir lo indecible tras malograr cerca de una treintena de ocasiones de peligro y verse abocado al acoso de los otomanos en el último tramo después de que Courtois salvase los muebles hasta por tres veces en la primera parte en otra jornada de flojera defensiva de su retaguardia.

Seis novedades respecto al once que claudicó en Mallorca presentó Zidane en el envite en que le iba su futuro, con Rodrygo como gran sorpresa en su primera titularidad del curso para ocupar el costado derecho del tridente que habitualmente corresponde a Bale, en Madrid por una misteriosa dolencia. El brasileño pasó la prueba con creces. Atronaba el volcánico Ali Sami Yen, pero pudo silenciarlo al primer suspiro Hazard de embocar un buen servicio de Rodrygo, que levantó la cabeza antes de centrar con la tranquilidad de la que carece Vinicius. El ex del Santos pone mesura donde su compatriota peca de precipitación, más joven pero ya con un punto más de cocción que su compatriota. Courtois se reivindica Parecía salir el Real Madrid con el cuchillo entre los dientes, pero fue apenas un espejismo. Pulsó enseguida el Galatasaray los desajustes de la zaga blanca, con dos remates de Andone en los que Courtois hubo socorrer a su equipo. La hoja de ruta del veterano entrenador otomano era prístina: buscar la espalda de los centrales para habilitar el mano a mano con el belga. Llevaban dinamita los disparos del rumano frente a los fuegos de artificio del cuadro visitante, con Rodrygo primero y Benzema después probando con timidez a Muslera.

Mejor posicionados pero blandos, los turcos replican empero muchos de los pecados del Madrid sin los posibles del conjunto de Zidane. Apareció Hazard tras unos minutos de sometimiento otomano para iluminar a los suyos en una de esas citas que reclaman a los visionarios. Trianguló el '7' con Benzema, que se la devolvió y cuando la acción pedía que se la sirviese de nuevo al 'killer', acarició la bola con el exterior para dejársela en bandeja a Kroos, que llegaba desde segunda línea. El alemán festejó con su tradicional pase a la red que ya era centenario en la Champions.

El Madrid anodino de Mallorca dejó paso a otro más comprometido y jerarquizado. Templaba Kroos, catalizador del ataque blanco, y corregía Valverde allá donde no llegaba Casemiro. Al brasileño le sobrepasaron por los flancos en Son Moix, a la intemperie con Isco y James de escuderos. El charrúa y el teutón, por contra, se batían con quien fuera. El diamante que salió de Peñarol se pule con cada partido que pasa, aunque Babel le sacó de rueda en una internada por la izquierda en la que Courtois le negó el gol a Belhanda. Formidable el cancerbero, tan precisado de reivindicación, aunque la necesidad de multiplicarse no atestiguase nada bueno del cuajo defensivo de su escuadra.

Debían cerrar los blancos el duelo, so pena de que la endeblez atrás les jugase una mala pasada. Pero la mirilla se le desvió a Benzema en un remate franco del lionés a pase de Valverde al borde del intermedio y Muslera abortó otra ocasión pintiparada del delantero al poco de la reanudación como luego repelería un tiro contra el muñeco de Hazard. Contabilizaban ya innumerables aproximaciones los blancos. Saldo sobrado en otros tiempos para firmar la goleada pero que derivó en un delicado botín en estos actuales de penuria en los que ni a puerta vacía tras tumbar a Muslera con la cadera fue capaz el '7' de abrochar una victoria que pendió de un hilo hasta el final, con el Galatasaray a la desesperada y amenazando la supervivencia de los blancos hasta el último minuto.

Ficha del partido

Galatasaray-Real Madrid (0-1) Galatasaray: Muslera, Mariano, Luyindama, Marcao, Nagatomo, Donk (Feghouli, min. 46), N'Zonzi, Seri (Emre Mor, min. 77), Belhanda (Bayram, min. 66), Andone y Babel.

Real Madrid: Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo, Valverde (James, min. 79), Casemiro, Kroos, Rodrygo (Jovic, min. 81), Benzema y Hazard (Vinicius, min. 78).

Goles: 0-1: min. 18, Kroos.

Arbitro: Daniele Orsato (Italia). Amonestó a Seri, N'Zonzi, Kroos, Marcao, Courtois y Mariano.

Incidencias: Partido de la tercera jornada del grupo A de la Liga de Campeones, disputado en el Ali Sami Yen de Estambul ante unos 24.000 espectadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vida extra para el Madrid y Zidane