Antológica Juve


La Juve consiguió hundir al Atleti y separarlo. Hubo una serie de matices en su juego, a nivel estratégico, muy ricos y una ejecución táctica perfecta: la construcción de alturas por fuera, tanto por izquierda como por derecha, con opciones de llegar al área también a través de pasillos interiores. No necesitó la Juve fijar a los rojiblancos al revés, para luego girarlos, al hacer llegar la pelota en circulaciones rápidas, también por fuera, con una ocupación del área perfecta. El partido de los italianos ha sido antológico y una referencia clara de como, a partir de una estructura clara y un funcionamiento excelso, mantener en amenaza constante al Atlético sin tener que recurrir a tanto pase. Esa manera de construir aniquiló cualquier opción de contraataque de los de Simeone. Los rojiblancos intentaron ajustarse a la circulación de la Juve, que lo acabó dividiendo. Eso le permitía defender el área y controlar a los atacantes que allí se incorporaban, pero la variabilidad de recursos de la Juve a la hora de trasladar los ataques, exprimiendo los pasillos interiores y alternando futbolistas a pie natural y a pie cambiado, evitó que el Atleti estuviera cómodo. La superioridad de la Juve fue también emocional desde el primer minuto y, a pesar de estar acostumbrados a estas lides, dejó a los del Cholo sin opciones de contra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Antológica Juve