Cristiano regresa a Madrid

La Juventus, con el portugués como referencia, será el rival del Atleti en octavos


La bola del sorteo trajo para el Atlético tacto de hueso, pero a Enrique Cerezo no pareció inquietarle demasiado. «No es la primera vez que le ganamos a la Juventus y tenemos una cosa magnífica, que la final se juega en nuestro estadio, así que me daba igual el que nos tocara». El mandatario fantasea con volver a llegar a ella. Con vengar el sinsabor de las dos que se le escaparon. Las última, en Milán en el 2016, después de que Cristiano Ronaldo materializara el penalti decisivo, aprovechando el error previo de Juanfran Torres. «Cristiano es un jugador más», deslizó Clemente Villaverde, gerente y consejero rojiblanco para despejar el cruce.

Pero no. El portugués, adalid ahora de la Vecchia Signora, tiene un currículo continental plagado de daños: siempre salió victorioso frente a los rojiblancos en los cruces de Champions y con papel protagonista. En la otra final que cruzó a los dos equipos de la capital, en el 2014 en Lisboa, asistió a Marcelo para subir el 3-1 en la prórroga y marcó de penalti el cuarto. Se retiró entonces la camiseta y exhibió musculatura entre gritos. El gol resultaba intrascendente, pero su desmesurada celebración sigue escociendo a los colchoneros. En los cuartos de final del 2015 -de nuevo cruzados- Cristiano asistió a Chicharito para decidir la eliminatoria en la vuelta. Y la última vez que Cristiano se topó con el Atleti bajo sintonía Champions, en las semifinales de la 2016/17, el luso hizo imposible con un hat trick en la ida el esfuerzo de los del Cholo en la vuelta.

Ronaldo parece haber encontrado en Italia su sitio. Viene de marcar en la última jornada en el derbi ante el Torino el gol que decidió el partido. Deja una y otra vez muestras de no arrepentirse de haber abandonado Madrid. «Este es el mejor grupo en el que he jugado», soltó al poco de estrenar camiseta. Su dardo buscaba diana blanca. «Aquí somos un equipo, en otros lugares alguien se siente más grande que los demás». Otro recado a Madrid. Sus cuatro títulos de Champions allí no sirvieron para que se creyese valorado. «Me siento desprotegido. Si me tiro un mes sin marcar, me silban en el Bernabéu y el club comienza a hablar de los sucesores», llegó a lamentar antes de que la Juventus cubriese los cien millones de la chequera.

Le había conquistado el público de Turín en abril, aplaudiendo su majestuosa chilena. «Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia, para ser honestos, lo que vi en el estadio ayuda» confesó luego sobre su salida rumbo a Italia. Cristiano vuelve a Madrid y aún duele en las dos orillas. Quizá por ello Cerezo prefiera pensar en ese precedente con la Juve: el de la fase de grupos de hace tres campañas. El Atleti venció en el Calderón 1-0, con tanto de Arda, y arrancó un empate a nada de su visita a Italia. De aquel Atleti queda mucho: Oblak, Godín, Giménez, Juanfran, Koke, Saúl o el mismísimo Griezmann. La Juve bien poco se le parece. Apenas Chiellini y Bonucci permanecen hoy en su plantilla.

 También en La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Cristiano regresa a Madrid