Loris Benito: «Tocó el grupo que habría elegido»

CHAMPIONS

ANTHONY ANEX | EFE

Su abuela Claudina sigue desde Pastoriza al lateral zurdo, que se medirá al United, el Valencia y la Juve

10 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La familia paterna de Loris Benito (Aarau, Suiza, 1992) es asturiana. La materna, de Pastoriza. Allí vive aún su abuela Claudina a quien el lateral izquierdo del Young Boys visitó con regularidad hasta los 14 años. «Al crecer me empezó a faltar el tiempo necesario para ir con tanta frecuencia, pero el corazón sigue allí y aún conservo muy buenos amigos», explica por teléfono este titular indiscutible del conjunto suizo, debutante en Champions.

-Fue difícil, hasta hizo falta remontar en el último partido, pero han hecho historia en Berna.

-Ha sido increíble. Increíble.

-¿Cómo lo vivió el equipo y el entorno?

-En la cabeza de la gente en Berna era algo inconcebible. Nunca había sucedido algo así y la idea era siempre la misma: «Vamos a disfrutar del play off, si nos eliminan será lo normal y si pasamos, un milagro». Esta vez quizá se esperaban más porque habíamos ganado la liga, pero al empatar el primer partido del cruce de clasificación, aún mereciendo mucho más, la gente se desilusionó y los periódicos decían «otro año en que no se consigue». Pero mira, nosotros creímos y...

-Tocó milagro.

-Milagro para la gente, sí. Ya digo que nosotros siempre confiamos en nuestras posibilidades. Los últimos seis meses han sido un sueño. Ganamos la liga después de 32 años, y ahora, seguimos. Estamos en Champions y hemos empezado la temporada ganando los seis partidos.

-Con un entrenador con el que comparte ascendencia gallega. ¿Qué tal es Gerardo Seoane como técnico?

-Sí. Es una casualidad bonita. Ya habíamos coincidido cuando yo estaba en el equipo sub-13 de Aarau, la localidad donde nací. Él era nuestro segundo entrenador. Le gusta el fútbol español, allí tiene su referencia. Hacemos mucho ejercicio de pase y tenemos una idea clara con la pelota. Aún así, sabe muy bien cómo adaptar nuestro juego al del rival sin perder la seña de identidad. Es un entrenador con muchos recursos. Y en el terreno personal sabe elegir bien en qué momento conviene acercarse al jugador y cuándo es mejor mantener la distancia.

-Debutó muy joven y después tuvo una etapa de altibajos antes de llegar a este gran momento.

-He tenido la suerte de evolucionar muy rápido, dando los pasos justos. Quizá se podría discutir si mi fichaje por el Benfica fue un acierto [fue titular en cuatro encuentros], pero lo repetiría porque resultó una experiencia fantástica. Crecí mucho como persona y como jugador. Luego he tenido muy mala suerte con las lesiones. En los últimos cinco años nunca había podido disputar tantos partidos seguidos como ahora.

-Tiene 26 años y aunque ya se estrenó en Champions [disputó un Benfica-Leverkusen] ahora tendrá varios partidos en la máxima competición. ¿Cuál es su meta? ¿Le atrae la liga española?

-Soy un fanático del fútbol y creo que la liga española tendría que ser un sueño para cualquier jugador. La sigo mucho. El Dépor, claro, ha sido un equipo al que he seguido siempre; me he alegrado con sus éxitos y lo he pasado mal con sus malas épocas. El último descenso lo sufrí, para mí el Dépor tiene que estar siempre en Primera.