La clase Altavista ORC 2 abre el podio de la Copa del Rey Mapfre a más de una decena de equipos

la voz REDACCIÓN

DEPORTES

Nico Martinez / 41 Copa del Rey MAPFRE

La cita tendrá lugar en Palma entre el 27 de julio y el 3 de agosto

10 jul 2024 . Actualizado a las 21:00 h.

Los cambios de reglamento anunciados ya el año pasado, nada mas terminar la 41.ª edición con vistas al Campeonato de Europa de 2025, han provocado que el plantel de favoritos para el podio en la Altavista ORC 2 sea totalmente nuevo debido a dos motivos: el primero, que los barcos de mayor velocidad de esta clase en 2023 están ahora en Odilo ORC 1, y por otra parte que los barcos de mayor velocidad de ORC 3 se hayan integrado ahora en Altavista ORC 2.

El director de la regata, Manu Fraga, habló sobre el reglamento: «Los cambios han abierto el podio a una mayor variedad de equipos, creando un escenario mucho más competitivo e imprevisible». Sobre la nueva configuración de clase, Fraga comentó «la incorporación de barcos provenientes de la clase ORC 3 ha dado lugar a una flota más homogénea en cuanto a velocidad, lo que sin duda deparará regatas más reñidas y emocionantes», y finalizó afirmando que «es fantástico ver a tantos equipos de diferentes países compitiendo juntos, esto demuestra el gran prestigio que tiene la regata a nivel mundial».

Con este escenario, el primer barco clasificado en el 2023 y que repite clase este año es el Modul, que tendrá que competir, posiblemente desde la cabeza, contra la potente flota que viene de la clase ORC 3 de la pasada temporada y en donde los barcos de 37 y 40 pies cobran protagonismo como el Tanit IV de Maria José Valero con Ignacio Campos a la caña, que con el GS37 consiguió la tercera plaza del podio en la pasada temporada.

Otro caso bien diferente será, entre otros, para el L’Immens - Laplaza, que con el Sinergia 40 intentará resarcirse del accidente que sufrió en el 2023 en la última jornada y que le impidió firmar el subcampeonato. «Este año estamos en una clase en la que ya no somos los rápidos del grupo», confirma Carles Rodríguez como caña del barco de Masnou y añade: «Más bien seremos los lentos y eso en la Copa siempre ha sido un hándicap, porque compensa mucho ser los rápidos y poder decidir el lado de la primera ceñida».

Rodríguez, consciente de la nueva situación en la flota, se mostró muy esperanzado: «La verdad es que los retos nos gustan y los cambios realizados en el barco este año nos ilusionan, está claro que con nuestro barco, que digamos, no es nuevo, ser uno de los más lentos nos perjudica respecto a los barcos más rápidos y modernos, pero lo dicho, vamos con mucha ilusión y con el barco lo más optimizado posible, así que ¿quién sabe?».

El italiano Guardamago (ex-Scugniza), que con esa unidad del modelo ITA 11.98 se mostró imbatible en 2023 contabilizando primeros puestos en todas las pruebas de ORC 3, se presenta de nuevo también como uno de los favoritos para este año, aunque a diferencia del año pasado en esta clase ya no será de los mas rápidos de la flota, por lo que tendrá mas tráfico en el campo de regatas. Habrá otra unidad italo/argentina, el Geex de Angelo Lobinu y Lucas Massa.

19 equipos y siete nacionalidades

En total, casi una veintena de equipos para una clase muy renovada con representación de siete países y la vista puesta en los primeros días de regata para ver cómo esta nueva formación de clase, con barcos mas homogéneos en velocidad, se posicionan en condiciones muy diferentes a la pasada temporada.