No bastan las individualidades para vencer a esta España

José Ramón

DEPORTES

RONALD WITTEK | EFE

10 jul 2024 . Actualizado a las 00:12 h.

España ha jugado un gran partido ante Francia. Hemos visto un enfrentamiento con más sufrimiento en el marcador que sobre el terreno de juego, con bastante control por parte de nuestra selección.

España tiene un gran equipo. Lo está demostrando con resultados, regularidad, juego, sensaciones... Seis victorias en seis partidos, algo que tiene muchísimo mérito y no está al alcance de cualquiera. Y lo que más sorprende es la madurez de los futbolistas, a pesar de la juventud de muchos de ellos. Saben manejar todo tipo de situaciones y ante Francia fue un buen ejemplo.

Enfrente estaba un adversario poderoso, férreo en defensa, con un gran talento ofensivo y mucha experiencia. Francia ya se había visto en muchas de estas, eso suponía un serio peligro, pero la selección española hace muchas cosas y muy bien. Ha madurado muchísimo en esta Eurocopa. Sabe llevar el ritmo y manejar los momentos.

Es muy difícil hacer lo que ha hecho España. Reaccionó de inmediato al gol en contra poniéndose enseguida por delante en el marcador y en ningún momento dejó entrar en juego a Francia, lo que sin duda tiene muchísimo mérito. Me sorprende la madurez de España, su forma de llevar los partidos.

Nada que decir del marcador. Totalmente justa la victoria española frente a un rival plagado de grandes individualidades, pero eso no basta para vencer a esta España. El equipo de De la Fuente sabe defender con balón, sin balón, arriba, replegado... Es un bloque muy completo, por eso los rivales tienen que hacer más cosas para ganarle, no llega con tener a Mbapeé, a Dembélé o a Griezmann, entre otros.

España tiene grandes recursos y argumentos, está muy bien trabajada, por eso creo que es el gran favorito en la gran final, sea ante Países Bajos o ante Inglaterra. Tiene tanto potencial y tanta seguridad en sí misma que no se fija tanto en el rival como los rivales se fijan en ella. La selección es una piña en el terreno de juego. Tiene talento y buenas individualidades, pero por encima de todo es un equipo. Y un equipo con mayúsculas.