El Leyma da la cara en casa del líder (77-75)

A. S. Aguado

DEPORTES

LOF

El desacierto en los tiros de tres condenó a los de Epi ante el San Pablo

29 nov 2023 . Actualizado a las 23:39 h.

Dos aspirantes al título. Cara a cara. Prometía el partido entre el San Pablo Burgos y el Leyma, y no decepcionó (77-75). El conjunto naranja, con una actuación sólida, dio la cara ante un líder invicto en casa en un duelo en el que pagó caro su desacierto en los tiros de tres. La tensión, ansiedad y las ganas iniciales pasaron factura en el parqué. Con cambios de ritmo, ambos conjuntos arrancaron extrañamente fallones. Fue Galán quien inauguró el electrónico y pronto llegó la réplica de Speight, que puso velocidad después de que le costase arrancar en el dos contra uno. El estadounidense, líder en la toma de decisiones, fue el único jugador local que aguantaba el mal comienzo de su equipo. El quinteto de Encinas no salió como esperaba el técnico, desquiciado viendo cómo el Leyma no quitaba el pie del acelerador y defendía con un nivel de concentración máximo.

Galán, desequilibrante, combinaba acciones individuales y colectivas para otorgar más confianza al equipo, que se veía seguro por delante en el marcador. Más allá del dominio, la buena noticia fue la presencia de Diagne, que había dado el susto el viernes. Corbalán irrumpió en el partido con un triple. Tanto él como Lapornik conectaron al San Pablo al encuentro, maquillando la buena puesta en escena a un conjunto naranja que salió valiente aprovechando la falta de acierto local (14-17).

Aunque el partido siguió con un ritmo trepidante y con pocos tiros libres, la tónica cambió en el segundo cuarto. Barrera puso el empate a 17 nada más comenzar con un triple, avivando a los suyos. Con transiciones rápidas fue desordenando a un Leyma muy errático en los tiros de tres —0 de 12 al descanso— y perdiendo ocasiones vitales para no irse del partido. Le penalizaron los errores defensivos y el no cubrir bien los triples de los burgaleses. Se sentían incómodos los de Epi en el parqué, que dejaron destellos cuando Hernández ganaba presencia en el aro contrario y a través de Jakovics, que rompió por todos los costados a Kasibabu en una gran acción personal. El Burgos, con presión alta, no rompió el encuentro a su favor (35-31).

Apostó por defensa en zona el San Pablo nada más salir de los vestuarios. El Leyma siguió manejando sus altibajos para acortar distancias a través de Huskic y Jakovics con sus penetraciones y cambios de ritmo. El partido se aletargó tras la salida de un Speight completamente intratable y ninguno de ambos equipos cogió la iniciativa. Necesitaba creer el Leyma, y lo hizo a través de Beqa, que anotó el primer triple al borde de la bocina. Una canasta psicológica (54-47).

Serio y con opciones, el conjunto naranja entró enganchado tras una asistencia de Jakovics para Diagne. Ni un triple de Corbalán estableciendo el +13 incitó a los de Epi a tirar la toalla. Sin acelerarse y con ataques elaborados propiciaron un final completamente vivo. A cinco segundos del pitido, Huskic hizo soñar con la prórroga con un palmeo, pero Lapornik, con su canasta ganadora, cerró el telón.