Lección de valores del Burela cadete tras un gol con la mano

IVÁN ROLLE / JAVIER FERREIRO

DEPORTES

Diego dos Santos, antes del entrenamiento con el equipo cadete el martes en el Anexo A Marosa.
Diego dos Santos, antes del entrenamiento con el equipo cadete el martes en el Anexo A Marosa. Xaime Ramallal

Ante las protestas del técnico y jugadores del Río Ouro, el entrenador burelense, Diego dos Santos, habló con el goleador, que reconoció la infracción, y pidió al árbitro que lo anulase

09 nov 2023 . Actualizado a las 18:44 h.

Aunque los principales referentes para la mayoría de su plantilla juegan en la élite, el equipo cadete de la SD Burela protagonizó el pasado domingo una acción de la que bien podrían aprender muchas superestrellas del fútbol. En el derbi mariñano de Primera Galicia frente al Río Ouro, disputado en el Anexo A Marosa, marcaron un gol con la mano y, tras reconocerlo su autor, el entrenador pidió al árbitro que lo anulase.

«Era el minuto 25 e íbamos ganando 1-0. En un centro lateral, nuestro jugador remató entre mano y cabeza y ni yo ni el árbitro lo vimos bien porque había mucha gente en la jugada», explica Diego dos Santos Gómez (Burela, 1992) sobre una acción en la que el colegiado viveirense José Vale concedió el gol ante las insistentes protestas del técnico y los jugadores visitantes.

Con todo listo para continuar el partido y el 2-0 en el marcador, el entrenador burelense preguntó por la acción a su homólogo en el conjunto de O Valadouro y llamó al goleador, Antonio Sánchez, para saber con qué parte del cuerpo había rematado. «Al momento reconoció que lo había hecho con la mano. Iba a ser el primer gol que marcaba, pero se portó muy bien, prefirió ser honesto», relata.

«Al momento reconoció que lo había hecho con la mano. Iba a ser el primer gol que marcaba, pero se portó muy bien, prefirió ser honesto»

Destapada la verdad, los dos técnicos llamaron al árbitro para pedirle que anulase el tanto. «Se sorprendió bastante, pero aceptó señalar la infracción. Fue muy comprensivo, creo que es importante que en la base transmitamos estos valores, no se puede premiar una trampa», señala Dos Santos sobre un partido que los suyos terminaron ganando 2-1 sin necesidad de recurrir a la artimaña que Diego Armando Maradona hizo famosa frente a Inglaterra en el Mundial de México 1986.

«Estos chicos tienen 14 o 15 años. Creemos que en el fútbol base el resultado nunca puede ser lo más importante. Incidimos en que adquieran valores como el compañerismo, la deportividad y el esfuerzo», apunta Diego dos Santos, un joven técnico que cumple su cuarta temporada inculcando esos principios a promesas del Porto de Burela y la SD Burela en A Marosa. También fue futbolista de la entidad verde hasta «infantiles o cadetes», aunque luego se apartó del balompié porque priorizó otras actividades: «Me dediqué más a la música tradicional».

Ningún premio individual

«En nuestros canales publicamos los resultados de todos los equipos de base con formato 1X2, de quiniela. No queremos fomentar esa competitividad tan bruta que provocan algunas goleadas muy escandalosas entre los niños. Tampoco participamos en premios individuales. Cuando nos llaman del Líder —el suplemento de base de La Voz en Lugo— no damos los puntos al mejor del partido a nadie, por lo que ninguno de nuestros jugadores recibe distinciones», profundiza en el carácter de una SD Burela que prefiere formar a ganar con actitudes como la del pasado domingo, cuando pidió que les anulasen un gol con la mano.