Vinícius, el gambeteador en el epicentro del huracán

P. C. D.

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press | EUROPAPRESS

El brasileño, implicado en otra polémica en la previa, se ha medido ya catorce veces al eterno rival y le ha marcado tres goles

27 oct 2023 . Actualizado a las 17:34 h.

De forma indirecta esta vez, pero Vinícius ha sacudido los prolegómenos del clásico. «No es racismo, se merece una colleja por payaso y vacilón», escribió en una red social Miquel Camps, el portavoz de la junta directiva del Barcelona refiriéndose al futbolista del Real Madrid. Después lo borró. Pero ya había desatado otra polémica de las que llenan tertulias y enturbian lo puramente balompédico. «No se va a repetir», respondió el vicepresidente primero, Rafael Yuste», preguntado por el comentario durante el partido del Barcelona en Liga de Campeones. «Aunque sea un desliz no se tiene que hacer. Es un tuit desafortunado», añadió. Por medio, el presidente del Madrid ya había anunciado que no estaría en el palco del Lluís Companys.

Del fútbol de Vinicius José Paixão de Oliveira Junior (São Gonçalo, 2000) se viene hablando menos esta temporada que de los episodios extradeportivos en los que se ve implicado. Hace tres semanas declaró en el Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia por los insultos racistas que escuchó en Mestalla y que acabaron abriendo una causa judicial. Hace unos días que La Liga denunciaba los cánticos que había recibido en el Pizjuán. «Lamentablemente, tuve acceso a un vídeo de otro acto racista en el partido, protagonizado por un niño. Lamento mucho que no haya nadie que te eduque», escribió Vini tras agradecerle al Sevilla que actuase. El brasileño suma dos goles en siete partidos de Liga —fue baja por una rotura fibrilar y por gastroenteritis— y otro en los dos de Champions que jugó. Está lejos en este inicio de la cadencia que le llevó a anotar 20 dianas la temporada pasada y 22 la precedente con el Real Madrid.

Se limpió la estrella de campeón

A pesar de su juventud, Vini ya tiene la experiencia de marcarle al Barcelona, al que se ha enfrentado en 14 ocasiones. Lo ha hecho tres veces. En la goleada de abril en Copa (0-4), Vini se quedó con los flashes que correspondían a Benzema, autor de un hat trick. Anotó el gol restante, se encaró con la grada del Camp Nou, e hizo un gesto limpiándose la estrella de campeón de Champions situada en el margen derecho de la camiseta. Vini no es de perfil bajo. Le va la marcha.