Fallece un boxeador de 23 años que sufrió un nocaut en su debut

La Voz

DEPORTES

Después de ser operado, partes del cuerpo del púgil de Nicaragua dejaron de funcionar correctamente y le realizaron una traqueotomía en un intento de salvarle la vida

07 jul 2023 . Actualizado a las 10:40 h.

El boxeador nicaragüense Keyving Magdiel Hernández González, de 23 años, falleció este jueves en un hospital de Matagalpa, al norte de Nicaragua, después de haber sido noqueado en su debut como profesional, hace más de tres meses, informaron sus familiares y los promotores de la pelea.

El pugilista falleció una semana después de haber sido dado de alta del hospital de referencia nacional Antonio Lenín Fonseca, en Managua, en donde estuvo en estado de coma, según sus familiares.

Hernández González perdió por la vía rápida, en el segundo asalto, frente a la joven promesa Bryan Mercado, quien también debutaba como profesional, el pasado 25 de marzo. Tras el combate, el ahora púgil fallecido regresó a su ciudad de origen, La Dalia, departamento de Matagalpa (norte).

Su familia contó a la prensa deportiva local que Hernández González retornó a su casa lleno de tristeza y con una jaqueca que no cesaba. El dolor de cabeza se hizo más intenso, por lo que fue internado en un centro de salud de su comunidad, 24 días después de haber sido noqueado, y posteriormente fue trasladado al hospital de Managua, en donde cayó en coma.

En el Antonio Lenín Fonseca permaneció en cuidados intensivos y tras 22 días volvió a abrir sus ojos, aunque ya había perdido muchas de sus facultades, según sus familiares, que lanzaron para entonces un SOS para cubrir el costo de las operaciones.

«Después de la operación, su cerebro se inflamó un poco, partes de su cuerpo dejaron de funcionar correctamente y para que él pudiera respirar le realizaron una traqueotomía en un intento siempre de salvarle la vida», explicó, por su lado, al diario La Prensa el excampeón mundial de boxeo, el nicaragüense, Félix Alvarado, quien organizó la velada boxística.

«Logró salir del hospital (de Managua) y después, en su casa, presentó problemas para poder respirar», agregó. Los familiares informaron que el boxeador presentó síntomas de neumonía que le impedían respirar. «La familia lo trasladó nuevamente al hospital de su localidad donde lo volvieron a internar y le detectaron una neumonía, la cual no le permitía respirar. Eso hacía que no le llegara suficiente oxígeno y él, con su traqueotomía, no pudo aguantar y en horas de la madrugada del día de hoy falleció a causa de un paro respiratorio», indicó el excampeón mundial Alvarado.

Hernández González es el segundo boxeador profesional nicaragüense que fallece tras un combate en los últimos 8 años.

El primero fue David el Terry Acevedo, también de 23 años, quien falleció en un hospital el 21 de noviembre del 2015, ocho días después de haber sido noqueado por Nelson Altamirano en el último minuto del octavo asalto de una pelea organizada por la promotora del exbicampeón mundial de boxeo, el nicaragüense Rosendo Álvarez.