La abogada de la víctima de Dani Alves habla por primera vez: «Está aterrada de miedo»

La Voz REDACCIÓN

DEPORTES

Atlas

En una entrevista cuenta cómo la joven no se creía que el futbolista terminase en prisión: «Me han creído»

25 ene 2023 . Actualizado a las 16:30 h.

«Está aterrada de miedo, no creía que Dani Alves terminaría en prisión y cuando esto sucedió me dijo: 'Me han creído'». Estas han sido las primeras declaraciones, a un programa de Cuatro, de la abogada de la presunta víctima de violación por parte del futbolista. La joven, de 23 años, también tiene «pánico» a que los medios de comunicación la identifiquen.

La denuncia de la mujer que ha llevado a la cárcel a Dani Alves y que se recoge en los atestados de la Unitat Central d'Agressions Sexuals (UCAS) de los Mossos d'Esquadra es muy prolija en detalles y, según fuentes de la investigación, no presenta incongruencias —algo que sí hace la del brasileño—. La jueza, la Fiscalía y los investigadores han dado credibilidad a la versión de la víctima porque su relato coincide con las cámaras de seguridad y la joven presentaba lesiones compatibles con una agresión sexual violenta. Y ese relato afirma que Alves la abofeteó, la obligó a hacerle una felación y finalmente la penetró.

La denunciante, y así lo atestiguan tanto las cámaras de seguridad de la zona vip como del resto del local, llegó, acompañada de dos amigas, a la discoteca sobre las dos de la madrugada. Apenas estuvieron en la zona de baile porque de inmediato —explica la denuncia— un grupo de amigos de origen mexicano las invitaron a subir a la parte alta del local donde se encuentra la zona vip.

Casi desde el principio el jugador empezó con tocamientos a las chicas, a las que insistió en invitar a cava. El futbolista, finalmente, terminó centrando su atención exclusivamente en la denunciante, agarrándole la mano para llevársela a su pene en tres ocasiones, según asegura la mujer, que afirma que en las tres ocasiones se resistió.

En un momento dado Alves le señaló una puerta y ella le siguió. La mujer asegura que no sabía que esa puerta daba a un baño. Las imágenes de la zona vip recogen ese momento, pero a partir de ahí no hay grabaciones porque dentro del toilette no hay cámaras. En cuanto la víctima se percató de que se trataba de un baño, afirma que intentó salir, pero que el futbolista se lo impidió cerrando la puerta.

Según la denuncia, Alves se sentó en el retrete, le subió el vestido a la denunciante, al tiempo que la obligó a sentarse encima de él mientras la llamaba «putita». La mujer asegura que se revolvió en ese momento y que Alves acabó tirándola al suelo. Allí la obligó a hacerle una felación. Como ella se resistía, siempre según la versión de la chica, el deportista la abofeteó y tras levantarla del suelo la penetró hasta la eyaculación.

De acuerdo con la versión de la mujer, cuando salió ya solo quedaba una de sus dos amigas. Asegura que estaba en estado de shock y que le dijo a su amiga que quería marcharse. Las imágenes recogen ese momento y también la salida de Alves del baño momentos antes de que lo hiciese la víctima.

Dani Alves en el Mundial de Catar, durante el partido entre Brasil y Camerún

Así cayó Dani Alves en la trampa de los Mossos para que volviera a España

Melchor Sáiz-Pardo

Noche del lunes 2 de enero en las oficinas de la Unitat Central d'Agressions Sexuals de los Mossos d' Esquadra en el barrio de Les Corts de Barcelona. Varios agentes, la mayoría mujeres de reconocida trayectoria policial, empezaron a tejer un plan para tratar de meter entre rejas a un icono del fútbol, Dani Alves.

Los uniformados catalanes sabían que se jugaban su reputación y su carrera. Jugaban con fuego. Pero nadie se echó atrás. Solo minutos antes habían escuchado el relato «consistente, pormenorizado y sin fisuras» de una chica que aseguraba que había sido violada y golpeada por Dani Alves en un baño de una discoteca de la ciudad condal la noche del 30 de diciembre a apenas un kilómetro y medio Diagonal arriba de esa comisaría.

Seguir leyendo