Pelé: Los diez momentos inolvidables del 10 de Brasil

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

Action ImagesSporting Picture | REUTERS

Fue decisivo con solo 17 años en el Mundial de 1958 y anotó más de mil de goles en su carrera, algunos de ellos inmortales para la historia del fútbol

30 dic 2022 . Actualizado a las 09:14 h.

Aunque diestro, Pelé siempre lució partiendo desde la banda izquierda. Un adelantado a su tiempo. Sus arrancadas, su despliegue físico y su capacidad goleadora pasaron a la historia del fútbol mundial, con la firma de acciones inolvidables, pese a la pobreza de los recuerdos videográficos. Estos fueron los diez momentos más increíbles de O Rei, fallecido este jueves a los 82 años debido a las complicaciones del cáncer de colon que le fue diagnosticado en septiembre del 2021.

1958

Debut, goles y Mundial con solo 17 años

El 16 de julio de 1950, Pelé presenció junto a su padre en directo el célebre Maracanazo de Uruguay. «No llores papá, yo voy a ganar el Mundial para ti». Aquella promesa de un niño de 9 años se cumplió apenas ocho después. Pelé disputó Suecia 1958 con solo 17. No jugó los dos primeros encuentros, debutó con gol decisivo ante Gales en el tercero y comenzó a forjar su leyenda, con un hat trick en semifinales ante Francia y un doblete en la final frente a Suecia. 

 

Una obra de arte ante Suecia

Aquel Mundial del 58, el primero que jugó y ganó Pelé, será recordado por su golazo en la final ante Suecia. Tras una larga posesión brasileña, Zagallo centró desde la banda izquierda. O Rei paró el balón con el pecho desde el corazón del área, pasándolo por encima de un defensa, hizo un sobrero a otro zaguero que le salió al paso y, según caía, cruzó el balón para marcar. 

 1959

El año de sus 103 partidos

Tras la exhibición de Pelé en el Mundial de 1958, el Santos le sacó tajada firmando un gran número de amistosos. Todos querían ver de cerca al nuevo crac. O Rei batió en ese año natural un nuevo récord: el de jugar más partidos. 103 en total: 82 con el Santos y 21 con Brasil. 

 

El gol de los cuatro sombreros: el mejor de su carrera

El tanto de la final del Mundial del 58 fue increíble, pero Pelé lo mejoró solo un año después. Todos sus compañeros de generación coinciden en que el mejor gol de su carrera lo hizo ante el Juventus de Brasil, en un partido del campeonato paulista. Acababa de lanzar mal una falta y la hinchada rival se mofó de él. «Esperad y veréis», respondió con gestos. Dorval se fue por el extremo derecho y centró. Pelé, atosigado, recibió y le hizo un sombrero a Julinho. Luego hizo lo propio con Clovis. Después con Homero. Y el cuarto sobre el portero apodado Manos de Tigre. Los que se mofaron de él, rompieron a aplaudir. 

 

1961

El gol de la placa

El Santos visitaba al Fluminense en Maracaná. El lateral zurdo Dalmo combinó con Pelé, muy cerca de su propia portería, y O Rei comenzó a correr. Amagó, zigzagueó y gambeteó, deshaciéndose de siete rivales. Desde entonces, Maracaná luce una plaza: «Neste campo no dia 5-3-1961 Pelé marcou o tento mais bonito na historiá do Maracaná». 

 

1962

Del golazo al desgarro

Pelé logró su segundo título mundial con 21 años. Fue en Chile. El 10 asistió a Zagallo en el debut contra México y firmó un golazo, con una arrancada desde tres cuartos de campo, con autopase incluido. Sin embargo, O Rei se lesionó en el segundo partido ante Checoslovaquia. Un desgarro muscular a los 25 minutos le obligó a vivir el título desde la distancia. 

 

1969

El apoteósico gol 1.000

Nunca ha estado muy claro cuántos goles metió Pelé. La FIFA le da 767 en partidos oficiales, pero el astro contabiliza 1.283, con los amistosos. El gol mil, según sus cuentas, fue apoteósico. El 999 se lo metió al Botafogo y al partido siguiente jugaba ante el Bahía. Pelé cogió el balón, regateó a tres adversarios, al portero y... Un defensa local salvó bajo palos, recibiendo el zaguero el abucheo de su propio público. O Rei no marcó. Tuvo que esperar al 19 de noviembre. En Maracaná. Ante el Vasco de Gama. Tras varias ocasiones falladas, palos incluidos, el colegiado señaló un penalti a favor del Santos en el minuto 78, con 1-1 en el marcador. «Aquel día, por primera vez, me temblaron las piernas. Tenía miedo», reconoció más tarde. Pelé no lo tiró bien, el portero adivinó la dirección, pero el balón entró. Maracaná, con más de cien mil espectadores, estalló. Hubo invasión de campo y elevaron a O Rei sobre la multitud. La celebración duró veinte minutos y luego se reanudó el duelo que acabó con el 1-2. 

 

1970

El famoso gol de Pelé que no fue gol

Mundial de México 1970. Guadalajara. Semifinales. Brasil ante Uruguay. Tostao habilitó a Pelé con un soberbio paso filtrado desde la izquierda que dejó al astro de la Canarinha solo ante Mazurkiewicz, el meta charrúa. O Rei amagó con coger el balón, pero lo dejó pasar y engañó completamente al guardameta. El 10 recogió el balón tras ese regate invisible y disparó a puerta vacía ligeramente desviado. No fue gol, pero pasó a la historia igualmente por su belleza. 

 

El día que paró el tiempo en el aire en la final del Mundial

Minuto 19. Final del Mundial de 1970. Brasil-Italia. Tostao desbordó por la izquierda, pero su centro fue bloqueado hacia la banda. Sacó rápido hacia Rivelino y este colgó el balón hacia el segundo palo. Allí Pelé se suspendió en el aire por encima de Tarcisio y batió a Enrico Alberto. Golazo. Y camino allanado para su tercer Mundial. 

 

1971

La legendaria chilena que firmó en La Paz con el Santos

Ya con 30 años, Pelé inmortalizó una de sus mejores jugadas. La tarde del 16 de enero de 1971, el Santos visitó La Paz para jugar contra el Bolivar. El astro controló un balón sobre la frontal, el esférico se elevó y ejecutó una maravillosa chilena que batió a un Arturo Galarza que ni se movió. Solo le quedaba aplaudir. 

 

Las 15 frases célebres de Pelé

La Voz

 Pelé, O Rei del fútbol, el único futbolista que ha ganado tres veces el título de campeón mundial, ha fallecido este jueves a los 82 años debido a las complicaciones del cáncer de colon que le fue diagnosticado en septiembre del 2021, según ha confirmado su hija Kely Nascimento. Este es un repaso por sus frases más célebres:

1. «Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar»

2. «Si eres el primero, eres el primero. Si eres el segundo, no eres nada»

3. «No hay peor castigo que nacer pelota y ser pateada por un inglés en Wembley»

Seguir leyendo