Alcaraz se estrena con mano firme en París-Bercy

Enric Gardiner COLPISA

DEPORTES

YOAN VALAT | EFE

El murciano inicia el Masters 1.000 de la capital francesa con triunfo ante Nishioka y está más cerca de acabar el año como el mejor

02 nov 2022 . Actualizado a las 20:46 h.

Con el trofeo que le acredita como número uno ya en la estantería, tras recibirlo en las pistas de París-Bercy, Carlos Alcaraz comenzó la recta final de temporada con victoria ante Yoshihito Nishioka (6-4 y 6-4) y clasificación a los octavos de final del último Masters 1.000 de la temporada.

El murciano, que se juega terminar el año como el mejor tenista del mundo, ya ha igualado el resultado cosechado del 2021, cuando el hecho de acabar en la cima del ránking y era poco más que un sueño. Pero mucho han cambiado las cosas para Alcaraz, que vio cómo desde el vestuario Daniil Medvedev, uno de los potenciales rivales por el número uno, se derrumbaba en la pista central ante Alex de Miñaur. El australiano cercenó las opciones del ruso por 6-4, 2-6 y 7-5 y consiguió, a sus 23 años, su primer triunfo ante un top 5.

La caída de Medvedev, ganador en París en el 2019 y finalista la temporada pasada, no puso de los nervios a Alcaraz, que apareció en pista con la rodilla protegida, por el susto que sufrió antes de Basilea y que le ha obligado a tomar precauciones en estos últimos torneos.

Sin la rodilla en mente, Alcaraz puso en su sitio al acelerado Nishioka, con la idea clara de tirar rápido y evitar que los intercambios se alargasen más que lo justo y necesario. Al japonés le aguantó el tipo seis juegos, hasta que llegaron las primeras pelotas de rotura para el español, forjadas gracias a un tiro entre las piernas de Alcaraz, que rectificó un golpe sobre la marcha y propició el fallo de Nishioka a la vez que levantaba los «ohhhs» de la grada.

Con 4-2 a favor, el español gozó de bola para 5-2, pero permitió que Nishioka recortara distancias al 4-3 y un juego horrible de Alcaraz al saque llevó el marcador hasta el 4-4. Su ventaja se había esfumado, pero era cuestión de tiempo que la clara superioridad del murciano saltara a la palestra.

La ventaja

Los dos juegos siguientes, ambos en el bolsillo de Alcaraz, confirmaron que esa pequeña laguna ya se había secado. Nishioka se resistió a irse por la vía rápida y aguantó el envite de Alcaraz, hasta el 4-4 en el que una derecha invertida del español crucificó el encuentro. Victoria en hora y 15 minutos, 29 golpes ganadores y clasificación a octavos de final.

Alcaraz pasa la pelota ahora a Rafael Nadal en la pelea por terminar primero el año. El triunfo del murciano abre la distancia a 910 puntos con solo dos torneos por delante, París-Bercy y las Finales de Turín.

En octavos de final, Alcaraz se medirá al ganador del duelo entre Grigor Dimitrov y Fabio Fognini. Además del tenista de El Palmar, también accedieron a octavos Felix Auger-Aliassime, que remontó un set en contra a Mikael Ymer, Stefanos Tsitsipas, que derrotó en dos sets a Dan Evans, y Frances Tiafoe, que pudo en sets corridos con Jack Draper.