El camino pasa por La Romareda

José Manuel Andrés COLPISA

DEPORTES

JAVIER BELVER | EFE

Borja Iglesias, que podría debutar con la selección, vuelve a Zaragoza en un partido en el que España buscará mantener el liderato de su grupo de la Liga de Naciones ante Suiza

23 sep 2022 . Actualizado a las 21:59 h.

La selección española regresa a Zaragoza 19 años después de su última visita. En la capital aragonesa, donde hasta ahora acumula tres victorias, un empate y una derrota, España pretende dar un paso importante hacia la final a cuatro de la Liga de Naciones ante Suiza mañana (20.45 horas, La1). Se trata de una vieja conocida que acostumbra a ser un dolor de cabeza.

Los enfrentamientos entre España y Suiza se han convertido en los últimos años en una suerte de encuentros habituales. La selección y el combinado helvético se han visto las caras hasta cinco veces desde el 2018, con un balance de dos victorias españolas y tres empates, aunque siempre en encuentros muy ajustados. El dato ofrece una pista clara de por dónde puede ir un partido que, en caso de triunfo de España y derrota de Portugal contra la República Checa, abriría las puertas de la final a cuatro de la Liga de Naciones por segunda edición consecutiva.

El 0-1 de Basilea en junio con gol de Sarabia es el último precedente de una rivalidad que hace muy poco deparó una dramática resolución en los penaltis en la Eurocopa del 2021. Más atrás en el tiempo queda ya el tropiezo en el debut del Mundial de Sudáfrica, la única victoria de Suiza contra la selección en 24 enfrentamientos hasta la fecha.

Para doblegar a Suiza, pero también ir afinando la puesta a punto de cara al Mundial, el siempre imprevisible Luis Enrique apunta a no dejarse nada en la reserva. Unai Simón se mantiene como el portero de referencia, con Carvajal, Eric García, Pau Torres y Jordi Alba como hipotética línea defensiva, un centro del campo formado por Gavi, Pedri y Busquets, además de un tridente ofensivo integrado por Ferran Torres, Morata y Sarabia que el propio seleccionador reconoció en la previa como una probable elección.

Ilusión en Zaragoza

El duelo, más allá de lo competitivo, tiene como alicientes los posibles debuts como internacionales de Nico Williams y Borja Iglesias, aún más especial en caso de producirse para el delantero gallego, pues fue jugador del Zaragoza en la temporada 2017-2018. El gran sabor de boca que dejó en La Romareda invita a pensar que la fiesta sería redonda si El Panda acaba disponiendo de minutos ante la que fue su afición.

Por su parte, el combinado helvético, dirigido por Murat Yakin, sigue siendo un hueso duro de roer. Su clásica mezcla de jugadores de origen africano, como Embolo o Zakaria, y albanokosovar, caso de Shaqiri o Xhaka, no le permitió comenzar con buen pie una competición en la que sus opciones de alcanzar la ronda decisiva son bastante remotas. Sin embargo, el sorprendente triunfo ante Portugal en la última jornada da opción a los suizos de pelear frente a los checos por el objetivo de evitar un descenso a la Liga B en la Liga de Naciones.

Luis Enrique, sobre su futuro: «No ha cambiado nada»

Luis Enrique no piensa en el futuro. El seleccionador español sigue dejando su continuidad en el aire a menos de dos meses del inicio del Mundial de Catar, alimentando los rumores sobre el final de su etapa al frente del combinado nacional y sus posibles sucesores en el cargo. «Muchos condicionales, el futuro no existe. No habrá ninguna novedad porque no queremos que las haya, me preocupa solo el partido de mañana. No ha cambiado nada», zanjó el técnico.

El asturiano es totalmente fiel a la filosofía del carpe diem, solo le interesa el presente, al menos según sus propias palabras. «Me fío mucho de las sensaciones, de lo que veo entrenando. Esta ha sido la mejor semana de entrenamientos en cuanto a intensidad y calidad en toda mi carrera como seleccionador. Los veo a todos preparadísimos, quizás pase en todas las selecciones por la cita que asoma tras las cortinas. Si siempre suelo estar contento, esta semana aún más», valoró, exultante con las últimas sesiones de preparación. «Yo lo que veo es que tengo un equipo de estrellas que además corren lo indecible. Luego si nos da para ganar o no ya lo veremos», finalizó.