La hoja de ruta de mamá Peleteiro

Xosé R. Castro FONDO NORTE

DEPORTES

ALEKSANDRA SZMIGIEL | REUTERS

13 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

La naturalidad es algo tan innato en Ana Peleteiro como su gen competitivo. Por eso es capaz de gestionar de la misma manera un sexto y último salto que le lleve al bronce olímpico con récord de España incluido que desvelar con naturalidad que tenía una hoja de ruta para su maternidad.

Las cuentas de la primera medallista olímpica del atletismo gallego estaban claras: o quedarse embarazada en los primeros meses del 2022 o dejarlo para después de los Juegos de París. Ana acertó a la primera y clavó los plazos. Se perderá todo el 2022 a nivel competitivo, pero después tendrá un año y medio por delante para la puesta a punto de cara a una cita olímpica que vivirá su acto inaugural el 26 de julio del 2024. Tiempo suficiente para recuperar su mejor nivel, o incluso superarlo teniendo en cuenta el rendimiento de otras mamás deportistas de élite.

Ana Peleteiro ha sido valiente una vez más. Proclamó a los cuatro vientos que quería ser madre en el 2019, explicó que tenía licencia por contrato (con Adidas, su patrocinador) para quedarse embarazada y a la edad de 26 años decidió dar el paso, lo que significa que se convertirá en una de las madres más jóvenes dentro de las deportistas de alto nivel.