Su dieta, sus aficiones o cómo gestiona su dinero: el lado más personal de Carlos Alcaraz

Ana Iglesias Lago
Ana Iglesias REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

Alejandro Garcia | EFE

Recién cumplidos 19 años, el tenista de moda acaba de sacarse el carné de conducir y se encuentra en «arduas negociaciones» con su padre para hacerse con un buen coche

09 may 2022 . Actualizado a las 20:13 h.

El nombre de Carlos Alcaraz está en boca de todos. Con 19 años recién cumplidos, ha sorprendido por su talento en la pista. Sexto del mundo en el ránking ATP en apenas unos meses y tras su último triunfo en el Mutua Madrid Open, el tenista de El Palmar (Murcia), desenfrenado, apunta más allá.

Hace apenas dos meses consiguió sacarse el carné de conducir. «No tenía mucha confianza en ello», reconoció con su eterna sonrisa en el programa El Hormiguero. Terminado el Bachillerato, ha decidido aparcar los estudios superiores y volcar su vida en el tenis, un deporte que siempre ha estado presente en su vida. El primero en practicarlo fue su abuelo, Carlos Alcaraz, uno de sus grandes apoyos. Su padre, el segundo en la saga de los Carlos, también fue tenista profesional y ahora dirige el Real Sociedad Club de Campo de El Palmar donde se encarga a formar a cientos de alumnos en este deporte. Sin embargo, nunca ha querido entrenar a su hijo. «Siempre prefirió mantener apartada la vida profesional de la personal. Pero de vez en cuando se le escapa decirme cosas», reconoció Alcaraz.

El talento de su padre con la raqueta le hizo destacar y, con 14 años, le ofrecieron entrar en la academia de Sergi Bruguera. La situación económica de la familia lo impidió. Sin embargo, su hijo no corrió la misma suerte y, con la misma edad, ingresó en la escuela de Juan Carlos Ferrero, su mentor, en Villena (Alicante), donde todavía sigue residiendo actualmente.