Merecido: el penoso personaje de Djokovic devoró al deportista

DEPORTES

CHRISTOPHE PETIT TESSON

16 ene 2022 . Actualizado a las 09:22 h.

Proclama una extraña filosofía de vida cuando en realidad en la pista llega a comportarse como un arrogante poseído, amplifica teorías anticientíficas como el peor cuñado de barra de bar, deja que su entorno fabrique un discurso victimista y nacionalista alrededor de su figura, se pasea en actos pese a saber que está contagiado por coronavirus, miente en su declaración de entrada a un país del que pretendía conseguir una excepción especial para acceder sin estar vacunado. Y permite que durante meses el personaje devore al tenista, encumbrado por un extraño conglomerado de ultras y negacionistas como el símbolo de la falsa libertad que pregonan. En eso se convirtió Novak Djokovic en los días previos al Open de Australia, como demuestran las imágenes de las concentraciones de cientos de exaltados junto a su hotel o las instalaciones del torneo. Y por eso, por todo su conjunto de despropósitos que rodean su posición ante la pandemia, se convierte en un peligro, un símbolo de quienes complican la salud pública del país. Así que su expulsión está muy merecida.

Ni el trato de las autoridades australianas ni el proceso para expulsarlo del país fueron discriminatorios. Más bien al contrario. Permaneció recluido en el hotel donde las personas en su situación esperan su veredicto, y, en cambio, con todo su derecho, como deportista rico disfrutó de un equipo de abogados de primer nivel que, aún así, perdió por unanimidad su último partido.

Pobre deportista, engullido por un penoso personaje.

Djokovic, en el aeropuerto de Melbourne, antes de abandonar Australia

Djokovic abandona Australia tras la cancelación de su visado

Antía S. Aguado

El tenista serbio Novak Djokovic, cuyo visado quedó anulado este domingo tras una decisión judicial, abandonó Australia en un vuelo con destino a Dubái, informan medios locales. El vuelo, operado por las aerolínea Emirates, partió desde el aeropuerto de Tullamarine de Melbourne alrededor de las 22.50 hora local (11.50 GMT).

El tenista serbio Novak Djokovic perdió el recurso contra la decisión del Gobierno de revocarle por segunda vez su visado, lo que le dejó sin la opción de defender su título en el Abierto de Australia. La decisión fue tomada de manera unánime por los tres jueces del Tribunal Federal, que abordó hoy en una vista virtual el recurso presentado por la defensa de Djokovic, quien fue recluido el sábado en un hotel.

Seguir leyendo