Suspenden el Betis-Sevilla por un palo lanzado desde la grada que impactó en Jordán

DEPORTES

Jose Manuel Vidal

De Burgos Bengoetxea envió a los jugadores a los vestuarios tras detener el partido en el minuto 41

16 ene 2022 . Actualizado a las 09:36 h.

La violencia ha vuelto a alterar un partido de fútbol. El derbi sevillano de los octavos de final de la Copa del Rey que enfrentaba en el Benito Villamarín al Betis y al Sevilla ha sido suspendido definitivamente después de que el jugador hispalense Jordán recibiese en la cabeza el impacto de un palo arrojado desde la grada Gol Sur en el minuto 32.

El árbitro vasco Ricardo de Burgos Bengoetxea decidió detener el encuentro en el minuto 41 de la primera parte. Tras un cuarto de hora de deliberaciones y consultas con ambos equipos, envió a los jugadores al vestuario sin que se hubiese completado los primeros 45 minutos. En esos momentos, el marcador reflejaba el empate a un gol, después de que en el minuto 35 el francés Papu Gómez adelantase al Sevilla, y Fekir igualase en el 39 con un gol olímpico.

AFP7 vía Europa Press

Solo dos minutos después, la agresión a Jordán alteró el devenir de la eliminatoria. Después de ocho minutos en los que el juego estuvo parado para atender al futbolista, al que el impacto le dejó algo aturdido, el árbitro vasco, que estaba muy cerca de la acción, recogió el objeto lanzado desde el Gol Sur del Villamarín, se lo entregó al delegado de campo y decidió que el partido quedara interrumpido cuando aún quedaban 6 minutos del primer tiempo. Los jugadores se encuentran en el vestuario en estos momentos, mientras los clubes y el árbitro toman una decisión.