El Mundial de Ajedrez, por Iván Salgado: el sobrepeso de Nepomniachtchi, ¿se puede rendir así en la élite?

Iván Salgado

DEPORTES

ALI HAIDER

Carlsen, en perfecta forma, va a agotar al ruso hasta la saciedad, si hace falta en 140 jugadas

07 dic 2021 . Actualizado a las 10:31 h.

Yan Nepomniachtchi sufrió este domingo su segunda derrota en el match por el título de campeón del Mundo de ajedrez (pierde 5-3 ante Magnus Carlsen en el global al mejor de 14 partidas, que se retoma este lunes tras la jornada de descanso del domingo). De esta forma, se esfumaron casi todas sus opciones de luchar por la corona. De repente, me puse a ver la retransmisión del Mundial y vi a Nepomniachtchi… Tenía sobrepeso. Mucho sobrepeso.

Muchas personas piensan que el ajedrez no es deporte. Llevo más de 20 años jugando al ajedrez de manera casi profesional (desde que empecé a disputar los Mundiales) y puedo asegurar que mi estado de forma físico es directamente proporcional a los resultados que consigo. Así de simple.

Recuerdo cuando tenía 15 o 16 años, y llevaba un par de años con el título de maestro internacional... pero no era suficiente. Durante toda mi infancia siempre fui un chico un tanto gordito; de hecho, mi entrenador Elías González me llamaba El Muslitos, ya que incluso utilizando las dos manos no puedo rodear mis piernas.

Sin embargo, a los 16 años empecé a hacer más deporte, sobre todo motivado por el estirón que pegué en ese momento, que me hacía parecer no tan gordito. En esa época empecé a jugar en un equipo de fútbol, el Santa Cruz de Arrabaldo. A partir de entonces, la práctica del deporte formó parte de mi vida...hasta ahora. De hecho, en Bulgaria jugué un año en primera división de fútbol sala. Curiosamente, después de 6 meses practicando fútbol de manera intensa tres veces a la semana... me convertí en el gran maestro más joven en la historia de España.

¿Por qué os cuento esta historia? Porque, en mi opinión, ir con sobrepeso a un Campeonato del Mundo es una falta de respeto hacia ti mismo, sobre todo si estás jugando contra Magnus Carlsen, una persona que te va a agotar hasta la saciedad, que va a presionarte una y otra vez... si hace falta 140 jugadas.

El que conozca a Carlsen, sabe que es una persona en perfecta forma física y cuando ves las imágenes del Mundial y los ves uno al lado del otro... La diferencia es increíble.

Así fue la octava partida del Mundial de ajedrez: Carlsen-Nepomniachtchi, por Óscar de Prado

ÓSCAR DE PRADO

1.e4 Carlsen se aparta de 1.d4 y repite peón de rey.1...e5 2.Cf3 Cf6 3.d4 [Carlsen es el primero en desviarse de la 3a partida donde jugó 3.Cxe5.3...Cxe4 4.Ad3 d5 5.Cxe5 Cd7 6.Cxd7 Axd7 7.Cd2 Una sorpresa ya que esta variante apenas se juega, hay unas 50 en la base de datos, la jugada normal es 7.0?0 con más de 4500 partidas.7...Cxd2 8.Axd2 Ad6?! Una jugada dudosa tras solo 3 minutos de reflexión, la simetría es buenas hasta cierto punto ya que el que mueve primero, en este caso el blanco, tiene la ventaja, era mejor jugar 8...De7+ y la posición es equilibrada. 9.0-0 h5!? Una novedad tras pensar 16 minutos Nepo se empieza a dar cuenta de que su posición no es cómoda, la jugada natural sería enrocar, pero tras 9...0?0 10.Dh5 f5 11.Ag5 De8 12.Df3 c6 13.Tfe1 Dg6 14.Af4 las blancas están mejor, el alfil de d7 es malo y el control de la columna e da ventaja al blanco. Otra idea agresiva es 9...Dh4!? 10.g3 Dg4 (es peor 10...Dh3 11.Te1+ Ae6 12.c4 con gran ventaja blanca) 11.Te1+ Rf8 12.Dxg4 Axg4 13.h4 y el blanco está un poco mejor.10.De1+ Una jugada tranquila, más interesantes y mejores eran 10.Df3 o 10.c4.10...Rf8?! Nepo no está cómodo, parece que no quiere tablas , pero está jugando con fuego ya que se va a quedar peor, no se entiende jugar la Petrov para igualar y entonces rechazar jugar aquí 10...De7 que llevaría a una posición igualada.11.Ab4 De7 12.Axd6 Dxd6 13.Dd2 Te8 14.Tae1 Th6?! Nepo quiere crear algo de contrajuego y confusión, pero la posición no da para eso, el posible ataque de las negras esta lejísimos de ser una amenaza, cuando la realidad es que su rey está realmente más en peligro por no haber enrocado, era mejor

Seguir leyendo