Luis Enrique, una idea, Unai Simón, Laporte y nueve más

DEPORTES

Raúl Caro

14 nov 2021 . Actualizado a las 23:18 h.

Luis Enrique tiene una idea de juego y no la cambia. Le da igual el rival y las circunstancias que envuelvan el partido. Quiere el balón, quiere robar rápido y quiere jugar el mayor tiempo posible en campo rival. Arriesga mucho, pero el equipo marea la pelota sin progresar, le cuesta ganar metros, apenas pisa el área y chuta muy poco entre los tres palos. Se aplica bien con la muleta, le falla la espada. Ecuación peligrosa.

Los primeros quince minutos fueron un monólogo rojo. Sin embargo el peligro lo pusieron los amarillos. A Suecia le bastó una conducción de Forsberg para ganar metros y chutar desde el borde del área con muy mala intención. Y de ahí al final, la única opción clara de gol volvió a ser visitante. Forsberg encontró línea de tiro dentro del área y su disparo le salió cruzado.

Luis Enrique tiene una idea, pero no tiene un once, sino un dos más nueve. Solo son fijos Unai Simón y Laporte. No parece muy preocupado por armar un equipo de los que se recitan de memoria, no le importa acumular entradas y salidas. Prefiere un grupo de soldados que se identifiquen con la causa.