Una delicia de Benzema rescata a Francia del tedio de Deschamps

DEPORTES

MIGUEL MEDINA

El delantero, cuestionado tras seis años fuera de la selección, fue clave en la remontada

10 oct 2021 . Actualizado a las 23:28 h.

La Francia de Deschamps tiene una colección de armarios empotrados y de cromos con muchos quilates, pero pocas ganas de jugar al fútbol. Cuando Suiza la desterró de la última Eurocopa, al técnico le preguntaron si tenía pensado marcharse. Le achacaban un estilo demasiado pobre. Al seleccionador ya lo cuestionaron después del Mundial de Rusia, aunque se antoja difícil que se pueda cuestionar a un campeón. No parece que la canción haya mudado de estribillo.

Deschamps fio a sus laterales los carriles de salida de Francia. A ellos, y a sus figuras. Se desesperó Pogba, en una de las estampas de la final, al ver como Pavard no le acompañaba a tiempo en la transición. La forma de recriminárselo fue elocuente. Por detrás de Pogba, una línea de tres centrales, con Kimpembe, Koundé y Upamecano, que harían las delicias de cualquier departamento de seguridad. Al fondo, Benzema y Mbappé, con Griezmann en el coche escoba, ofreciendo desmarques inútiles para balones que casi nunca llegan en condiciones. Porque Francia, aunque se pasa buena parte de los partidos en la reserva, tiene pólvora para reventar cualquier base militar.

A Benzema le bastó un torpedo lateral revestido de esa elegante finura que profesa para devolver a Deschamps a un partido para el que no había presentado hasta entonces mérito alguno. «Para mí, es el mejor delantero de la historia de Francia, clarísimo. Su palmarés habla solo», le dedicó Zidane a Karim cuando permanecía exiliado de la selección por el caso Valbuena. Deschamps accedió a amnistiarlo para la última Eurocopa, seis años después de ser apartado. ¿Qué hubiese sido de esta cutre Francia de Deschamps sin él?.