Pandillas para reflotar a Estados Unidos en la Ryder Cup

DEPORTES

TANNEN MAURY

Para recuperar la copa, Stricker reedita los tres grupos de cuatro jugadores que conviven la semana de la competición y forman parejas sin mezclarse con los demás

23 sep 2021 . Actualizado a las 09:57 h.

Con nueve victorias europeas en las últimas doce ediciones de la Ryder Cup y feliz defensor del título, Padraig Harrington culmina desde mañana, con el comienzo de la competición, tres años relativamente tranquilos. Para afinar el proceso de confección de parejas encargó estudios estadísticos y perfiles psicológicos de sus jugadores. En el vestuario contrario, Steve Stricker necesita cortar con una situación ilógica. Con mejores jugadores, el combinado norteamericano no consigue funcionar unido en el duelo contra el Viejo Continente. Así que, entre otras medidas, para el duelo de Whistling Straits (Kohler, Wisconsin) reeditó la creación de tres pods, grupos de cuatro jugadores para que entrenen juntos y tengan una convivencia más íntima durante toda la semana del evento. En teoría, les une su afinidad de caracteres y su posible complementariedad en el campo. Porque otra máxima es formar las parejas de las dos primeras jornadas entre golfistas que pertenezcan al mismo pod. ¿Funcionará?

Estados Unidos estrenó el sistema de pods en el 2008, con Paul Azinger como capitán, y logró por 16,5-11,5 en Valhalla (Louisville, Kentucky), su primera victoria desde 1999. Los capitanes del equipo norteamericano aparcaron el sistema en las tres siguientes ediciones y perdieron. Tras la derrota del 2014, Mickelson cargó contra su capitán, Tom Watson, y quienes renegaron de aquella idea. El plan regresó con victoria en el 2016 y derrota en el 2018.

Azinger creía que sus rivales europeos ya convivían de forma natural en esos grupos de afinidad durante la Ryder, atendiendo a sus diferentes nacionalidades, idiomas y caracteres. Así que estableció los pods por sintonía y juego, con un vicecapitán asignado a cada uno como parte del grupo. Cuando sus nueve primeros jugadores se clasificaron por sus resultados, Azinger estableció tres pods, y hasta cedió a cada uno de ellos la elección de las tres invitaciones discrecionales a las que tenía derecho.