Territorio comanche para el buen momento del Madrid

José Manuel Andrés COLPISA

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

El conjunto blanco visita Mestalla, un escenario históricamente complejo, más aún ante la mejoría che de la mano de Bordalás

18 sep 2021 . Actualizado a las 22:14 h.

Mestalla ha sido tradicionalmente territorio comanche para el Real Madrid. Desde el verano de 1996, con aquel polémico fichaje por el club blanco de Pedja Mijatovic, entonces estrella del Valencia, al equipo madridista se le espera con hostilidad en el feudo che, una animadversión que se traslada al césped, donde en los últimos años rara vez le acompañan los resultados. Cuatro derrotas, dos empates y una sola victoria en las siete últimas visitas ligueras, unos números que para el Madrid no son ni mucho menos habituales, ni siquiera en el Camp Nou o ahora en el Metropolitano, anteriormente en el Calderón.

Tampoco la ausencia del público en la pasada temporada impidió que los astros se alineasen contra el Madrid en un partido para el olvido, con tres penaltis para el Valencia y un gol en propia puerta de Varane que condenaron a los pupilos de Zidane a una goleada (4-1) pese a adelantarse en el marcador a través de Benzema. Más allá del factor ambiental y las cuentas pendientes, la notable mejoría che en este inicio liguero de la mano de Bordalás y las dudas que sigue arrojando la zaga blanca no invitan tampoco a demasiadas confianzas para Ancelotti.

Al italiano le preocupan algunas lagunas de su equipo en la faceta defensiva, y aunque ante el Inter en Milán dejó su puerta a cero y mejoró en este sentido respecto al partido contra el Celta, Courtois estuvo muy exigido. Parece claro que Alaba es prácticamente indispensable en la línea de zagueros del Madrid, especialmente en el centro, junto a Militao, lo que en principio volvería a desplazar a Nacho al lateral izquierdo, si es que el canterano Miguel Gutiérrez no vuelve al once después de no jugar en Champions. En el centro del campo el trío Valverde-Casemiro-Modric se ha hecho fuerte, aunque llega apretando de lo lindo Camavinga, después de una primera semana de blanco fantástica, con un gol y una asistencia. Mientras, en el tridente de ataque Vinicius y Rodrygo, el dúo brasileño, se ha ganado a pulso la titularidad escoltando a Benzema.