La lentitud del VAR genera polémica y distorsiona los partidos en España

Amador Gómez COLPISA

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

En el Espanyol-Atlético se añadieron 10 minutos después de que se tardase más de 5 en anular un gol de Lemar en fuera de juego

14 sep 2021 . Actualizado a las 11:15 h.

La polémica por el tiempo añadido en el partido entre el Espanyol y el Atlético en Cornellà se zanja cuando se demuestra que fueron más de 10 minutos los que se perdieron durante el tiempo reglamentario de un encuentro resuelto por Thomas Lemar en el 99'. Solo para que el VAR decidiese si el tanto marcado por el propio delantero francés en el 53' debía ser anulado por fuera de juego de Luis Suárez pasaron 5:36 minutos, una barbaridad, cuando durante la Eurocopa las acciones polémicas resueltas a través del videoarbitraje tuvieron una respuesta casi inmediata y en otras grandes ligas europeas tampoco es necesario esperar tanto para un veredicto.

«10' de añadido. Estamos seguros de que se aplicará siempre el mismo criterio a lo largo de la temporada», reclamó el Espanyol tras la derrota sufrida in extremis ante el Atlético, después de que también se perdiesen dos minutos de pausa de hidratación, un minuto y nueve segundos por una atención a Felipe, otro minuto y siete segundos por la ratificación del 1-1 de Carrasco, 1:49 por Darder y 1:11 más en la atención a Melamed.

«No vi nunca tanto tiempo perdido en un partido», aseguró Diego Pablo Simeone, aunque el Celta-Atlético de la primera jornada ya se alargó hasta el minuto 101, tras una tangana colectiva con rojas directas a Hugo Mallo y Hermoso en el 96'. Entonces se decretaron siete minutos de prolongación, antes de dos amarillas al Atlético, un cambio en el equipo rojiblanco y tres expulsiones, la última de ellas al preparador físico colchonero.