Las autoridades sanitarias interrumpen el Brasil-Argentina para llevarse a cuatro futbolistas

La Voz

DEPORTES

Sebastiao Moreira | EFE

La oficina de salud brasileña buscaba impedir la participación de Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero en el partido

06 sep 2021 . Actualizado a las 15:19 h.

Lío mayúsculo en el Brasil-Argentina, partido clasificatorio para el Mundial de Catar 2022. El clásico del fútbol sudamericano fue interrumpido en el minuto seis por las autoridades sanitarias, que ingresaron al campo para llevarse a Emiliano Martínez, Emiliano Buendía, Giovani Lo Celso y Cristian Romero. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) quiso deportar a los cuatro futbolistas convocados por Lionel Scaloni por proceder de una zona de riesgo por coronavirus y no haber guardado la cuarentena necesaria pese a que la Conmebol les autorizó para disputar el partido. Las actuales normas de Brasil dictan que, si no se guarda cuarentena, se procederá a la expulsión del país.

El problema comenzó dos horas antes del partido. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) pidió deportar a Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía por proceder del Reino Unido, zona considerada de alto riesgo por las autoridades sanitarias del país, y no cumplir la cuarentena pertinente. Los cuatro futbolistas juegan en la Premier League.

La policía se trasladó hasta el hotel, pero la situación se volvió confusa al dar la Conmebol autorización a los cuatro jugadores para integrarse en la burbuja de la selección argentina. Los futbolistas viajaron con el equipo en el autobús y se desplazaron hasta el estadio sin, aparentemente, mayores problemas.