Pau y Marc Gasol: inicio y fin de viaje en Saitana

DEPORTES

BRIAN SNYDER | REUTERS

La selección de baloncesto cae eliminada en cuartos de final y se queda sin medalla en el último partido de los hermanos en unos Juegos

03 ago 2021 . Actualizado a las 23:29 h.

El vagón de la ruta circular del baloncesto español tuvo ayer su última parada en el mismo andén del que partió hace 15 años: el pabellón de Saitama, el lugar en el que Pau y Marc Gasol, Rudy Fernández y Sergio García se proclamaron campeones del mundo por primera vez en el 2006. Los dos hermanos se apean aquí, y está por ver lo que sucede con el resto de supervivientes de aquella hazaña. Desde ese mismo parqué se dijo adiós a una parte fundamental de la historia del baloncesto español. El tren volverá a partir en busca de un nuevo ciclo, pero lo hará sin sus pasajeros más ilustres. El prólogo y el epílogo se quedan en tierra, en Japón. Ha sido un viaje espectacular e inolvidable. Para ellos y para todo un país.

La selección española de baloncesto regresa a casa tras caer en los cuartos de final de los Juegos de Tokio (81-95). Demasiado pronto aparecieron esta vez los Estados Unidos enfrente y, de nuevo, no pudo ser. No haber ganado a los americanos en todo este ciclo será la espina de la mejor generación de la historia del baloncesto español. Un reto para los que vengan.

El reto, si ya era difícil en Pekín o en Río, era supremo en Tokio. El gallego Abalde fue titular. También contra Estados Unidos. El duelo entre los dos equipos con mejor ránking internacional tuvo un inicio poco acertado para ambos.