Asensio elimina a Japón y España se jugará el oro contra Brasil

DEPORTES

Miguel Gutiérrez | EFE

El mallorquín, con un zurdazo en el minuto 115, garantiza la medalla antes de enfrentarse a la canarinha, vigente campeona y máxima favorita

03 ago 2021 . Actualizado a las 19:22 h.

España estará este sábado (13.30 horas, TVE) en la final de los Juegos Olímpicos de Tokio. Allí se enfrentará a la vigente campeona, Brasil, después de un torneo para enmarcar de los de Luis de la Fuente. Capaz de dominar todos los encuentros hasta la fecha, con excepción de fases frente a Costa de Marfil, su talón de Aquiles ha sido el gol. Contra Japón, fueron necesarios 115 minutos de insistencia y 17 disparos sobre la portería de un Tani que lo detuvo todo. Hasta el disparo de Asensio. El extremo del Real Madrid, capaz de ponerse el equipo a la espalda y de pasar desapercibido por momentos, demostró por qué antes de romperse la rodilla izquierda era uno de los jugadores llamados a comandar el fútbol europeo. Su zurdazo garantiza una medalla para España, que contra la canarinha querrá repetir la gesta de Barcelona 92, su único título hasta la fecha.

Lo cierto es que De la Fuente buscó soluciones para el mal endémico de esta selección: el gol. España sabe tener balón y crea oportunidad, y tampoco sufre en exceso en defensa gracias a Eric García y Pau Torres. Pero el gol es otro cantar. Con Rafa Mir en el once y Marco Asensio en la banqueta arrancó el duelo frente a Japón. El murciano se ganó ese premio tras su papel de salvador frente a Costa de Marfil, pero no cuajó su mejor actuación en Tokio. Con Pedri sumando 72 partidos esta temporada, igualando a Bruno Fernandes, el técnico colocó a Oyarzabal en la banda derecha. Sin el vasco como falso nueve, el equipo perdió fluidez entre líneas y tampoco buscó con insistencia a Mir en el área. Un sinsentido.

Comenzó España dominando y cerca estuvo Mikel Merino de hacer el primer gol en el minuto 5. Cucurella puso un buen centro desde la banda izquierda, Mir y un zaguero la lucharon y Merino, llegando in extremis desde el segundo palo, no consiguió darle dirección a su cabezazo. Aunque España avisaba, Japón supo cerrar huecos, bascular y buscar las cosquillas al contragolpe. Estuvo bien el bloque anfitrión y más finura le faltó a Rafa Mir en el minuto 14, cuando Eric García le filtró un balón al área que no fue capaz de controlar. La tónica de partido.