Ray Zapata, el migrante que salvó a su madre de un desahucio gracias a la gimnasia

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

Enric Fontcuberta

Plata olímpica en Tokio, llegó a España con nueve años y hace tres meses fue padre de una niña, a la que le puso Olimpia y que tiene a la gallega Ana Peleteiro como madrina

01 ago 2021 . Actualizado a las 14:36 h.

Una madre, tres hijos pequeños y un viaje desesperado desde la República Dominicana. Así comienza la historia de Rayderley Miguel Zapata Santana (Santo Domingo, 1993), subcampeón olímpico de gimnasia en la prueba de suelo y sexta medalla de España en los Juegos Olímpicos.

Su niñez fue feliz. Ajeno a las preocupaciones familiares y marcado por una decisión. La de Raysa. Su madre. Elegir marcharse de su patria, en busca de un futuro mejor. A Ray no le gustó el cambio. A sus 9 años no entendía por qué tenían que irse de la tierra en donde tenía a todos sus amigos. En Lanzarote, a donde fueron, estaban solos, le molestaba el viento y hasta sentía frío. De ahí que incluso le costase salir de casa. «Cuando vivíamos en Santo Domingo no paraba quieto. 'Me aburro', me decía una y otra vez. Era muy inquieto. No había manera de frenarlo», explicaba Raysa en La Razón hace unos años.

«Yo iba a mi bola y hacía lo que quería en Santo Domingo. Era muy travieso. En Lanzarote no salía a la calle como hacía allí, pero empecé a hacer gimnasia y todo fue mejor. Me ayudó en la integración y a adaptarme», corrobora Zapata.