Oportunidad histórica para la vela gallega

Paulo Alonso Lois
PAULO ALONSO ENVIADO ESPECIAL / TOKIO

DEPORTES

OLIVIER HOSLET

Después de un día sin apenas viento, el 49er de Iago López defenderá el bronce en la «medal race» de mañana y el FX de Echegoyen llega a cuatro puntos del podio

31 jul 2021 . Actualizado a las 23:26 h.

Después de un día sin apenas viento en la bahía de Sagami, al sur de Tokio, mientras el sol abrasaba y las chicharras acentuaban esa atmósfera asfixiante, la vela gallega dibujó un escenario memorable. Mañana, Iago López en 49er y Támara Echegoyen en 49erFX disputarán la medal race -la regata por el podio, con valor doble- con todas las posibilidades de besar una medalla; mientras que Nico Rodríguez, con tres días en el agua aún por delante, va cuarto a solo un punto de los metales que en 470 se repartirán el martes. La mejor generación de deportistas gallegos está a punto de comenzar el festival en los Juegos.

No se movió una hoja por la mañana en la isla de Enoshima: el termómetro, otra vez por encima de los 30 grados, y la humedad, más del 70 %. Los regatistas esperaban instrucciones en tierra, siempre a la sombra, hidratándose, aliviados por los chalecos de hielo... Y mientras no se fijaba el horario para comenzar las tres mangas del día, los nervios se gestionaban con conversación, consultas al teléfono móvil y miradas a las banderas que engalanan la rampa por la que los veleros entran al mar.

Cuando por fin sueltan a los regatistas, ansiosos de vivir la última jornada de mar antes de la lucha por las medallas, el 49er del sonense Iago López y el cántabro Diego Botín roza lo imposible. Van segundos a tan solo cuatro puntos del invencible barco de Nueva Zelanda, actual campeón olímpico, plata en Londres 2012 y seis veces oro en el Mundial. Solo una manga separa al regatista gallego del objetivo de toda una trayectoria curtida por el salitre del mar. A sus 31 años, el regatista de Portosín persigue mañana su primera medalla en unos Juegos. Empata en la segunda plaza con el barco de Gran Bretaña -que va delante por el criterio de desempate, pero en la práctica este ya es un detalle irrelevante por el valor doble de la medal race-. Y supera en diez puntos a sus amigos de Alemania, frecuentes compañeros de entrenamientos en Santander, y a Dinamarca. Portugal ya queda a 16, una diferencia casi insalvable.