Iago López y Támara Echegoyen se ganan una doble oportunidad de medalla para la vela gallega en Tokio

Paulo Alonso Lois
Paulo Alonso ENVIADO ESPECIAL A TOKIO

DEPORTES

Lavandeira Jr

Después de un día sin apenas viento el 49er del sonense defenderá el bronce en la medal race del lunes y el FX de la pontevedresa llega a cuatro puntos del podio

31 jul 2021 . Actualizado a las 13:55 h.

Después de un día sin apenas viento en la bahía de Sagami, al sur de Tokio, mientras el sol abrasaba y las chicharras acentuaban esa atmósfera asfixiante, la vela gallega dibujó un escenario memorable. El lunes, Iago López en 49er y Támara Echegoyen en 49erFX disputarán la medal race —la regata por el podio, con valor doble— con todas las posibilidades de besar una medalla; mientras que Nico Rodríguez, con tres días en el agua aún por delante, va cuarto a solo un punto de los metales que en 470 se repartirán el martes. La mejor generación de deportistas gallegos está a punto de comenzar el festival en los Juegos.

No se movió una hoja por la mañana en la isla de Enoshima: el termómetro, otra vez por encima de los 30 grados, y la humedad, más del 70%. Los regatistas esperaban instrucciones en tierra, siempre a la sombra, hidratándose, aliviados por los chalecos de hielo... Y mientras no se fijaba el horario para comenzar las tres mangas del día, los nervios se gestionaban con conversación, consultas al teléfono móvil y miradas a las banderas que engalanan la rampa por la que los veleros entran al mar.

Cuando por fin sueltan a los regatistas, ansiosos de vivir la última jornada de mar antes de la lucha por las medallas, el 49er del sonense Iago López y el cántabro Diego Botín roza lo imposible. Van segundos a tan solo cuatro puntos del invencible barco de Nueva Zelanda, actual campeón olímpico, plata en Londres 2012 y seis veces oro en el Mundial. Solo una manga separa al regatista gallego del objetivo de toda una trayectoria curtida por el salitre del mar. A sus 31 años, el regatista de Portosín persigue este lunes su primera medalla en unos Juegos. Empata en la segunda plaza con el barco de Gran Bretaña —que va delante por el criterio de desempate, pero en la práctica este ya es un detalle irrelevante por el valor doble de la medal race—. Y supera en diez puntos a sus amigos de Alemania, frecuentes compañeros de entrenamientos en Santander, y a Dinamarca. Portugal ya queda a 16, una diferencia casi insalvable.