La vela gallega exprime el Pacífico

DEPORTES

CARLOS BARRIA

El 49er de Iago López es colíder y brinda en el agua consejos clave a Echegoyen, que hoy puede asegurar ya el podio en 49erFX, con Nico Rodríguez cuarto en 470

31 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El viento se esfumó ayer de los campos de regata junto a la isla de Enoshima. En esta zona al sur de Tokio, refugio de veraneantes de la capital y comunidades surferas que dan un ambiente diferente a la ciudad limítrofe de Fujisawa, las rachas no pasaron de los ocho nudos. En esas condiciones, entre seis y ocho nudos, el gallego Iago López Marra y el cántabro Diego Botín sacaron petróleo del Pacífico, tan en calma, en una clase 49er que colideran junto a Gran Bretaña y el invencible barco de Nueva Zelanda, con seis títulos mundiales en la última década. El criterio de desempate sitúa ahora al barco español tercero.

El equipo del regatista gallego, cuando salía del agua, tuvo tiempo de dar un par de claves al 49erFX de Támara Echegoyen, que confesó en tierra la importancia de los consejos en un día delicadísimo para coger velocidad. Y resultaron efectivos porque el barco patroneado por la pontevedresa se sitúa segundo, a un solo punto del de los Países Bajos, con cinco de margen sobre el de Brasil y, lo más importante de todo, un margen de hasta 16 sobre el cuarto, Gran Bretaña. ¿Qué significa eso? Que un buen día hoy —tanto el 49er como el 49erFX tienen las tres últimas mangas antes de la medal race, que vale doble— puede dejarles ya garantizada la medalla hoy. Con cuatro regatas todavía por disputar, y con la jornada de descanso hoy, el 470 español del vigués Nico Rodríguez sigue arañando puntos respecto al podio, y ya está a uno solo de un tercer puesto que marca Nueva Zelanda y a seis del conjunto británico.

La jornada, con ese mar en cierta calma, obligó a Iago López y Botín a un esfuerzo añadido. Sobre todo porque en la primera manga cometieron errores que los llevaron al decimoquinto puesto en una prueba que se llevó Alemania. Ese desliz se convirtió en su descarte por ahora. El barco español, actual subcampeón del mundo, se rehízo dando un golpe en la mesa en la segunda regata del día, con un segundo puesto por detrás de Polonia. Ese resultado valía el liderato provisional.