Teresa Portela: «Vivo algo tan grande, los sextos Juegos, que ni se me había ocurrido»

DEPORTES

«Leyenda me suena demasiado grande, no lo asocio a mí», indica sobre su hito

03 ago 2021 . Actualizado a las 07:27 h.

Teresa Portela (Cangas, 1982) tiene la virtud de revestir de normalidad lo extraordinario. Por eso, a unas horas de hacer historia como la única española que compita en seis Juegos Olímpicos, transmite tanta calma. En Japón le acompaña su marido y expalista olímpico, David Mascato, a los que aguarda su hija Naira en Galicia a la vuelta de Japón. La semana pasada entrenó con todo el equipo español en Kyotango (Kioto), y ahora apura la puesta a punto definitiva en la capital del país para debutar el lunes en la serie de K1 200. «Nos vino bien la concentración. En Tokio no nos permitían usar la pista mientras compitiesen allí los remeros. Kyotango estuvo muy bien: el hotel, muy próximo a las instalaciones para entrenar, y la pista, con sistemas de salida, el gimnasio y unas atenciones espectaculares. Madrugamos, desayunamos a las seis para que no se levantase el viento luego y así teníamos sesiones de calidad», explica.

—¿Pasaron mucho calor?

—En Kyotango tuvimos calor, sí. Los entrenamientos se hacen duros, pero es lo único que hicimos: íbamos del entrenamiento a la habitación, ducha y poco más. Descansamos todo el día. Ahora en la villa es diferente.

—¿Cómo se preparó para el calor de Tokio antes de viajar?

—Sabía que iba a haber calor y humedad. Pero en mi día a día, por mi vida y mi familia, no suelo cambiar cosas, y además no es lo mismo una prueba de horas, como tienen otros, que la mía, que dura 39 segundos. Aquí no hago más que echarme agua por encima, pero está caliente y no alivia mucho. Intento hacer entrenamientos de calidad y estar a gusto. En el Mundial del 2019 en Szeged, en Hungría, hizo muchísimo calor también. Eres consciente de lo que va a haber, lo aceptas y ya está. Hay que adaptarse a lo que venga.