Festival gallego en la vela de los Juegos Olímpicos de Tokio

DEPORTES

OLIVIER HOSLET

Iago López va segundo en 49er con cuatro regatas sin fallos, Echegoyen remonta para situarse en la tercera plaza de 49erFX y Nico Rodríguez pisa el podio en 470

29 jul 2021 . Actualizado a las 09:22 h.

Sopló el aire, se levantó la ola y los regatistas gallegos se comieron los Juegos. Los tres finalizaron la jornada de ayer en Enoshima en puestos provisionales de podio: el sonense Iago López, segundo en 49er; el vigués Nico Rodríguez, tercero en 470, y la pontevedresa Támara Echegoyen, que ocupa el puesto de bronce, en 49erFX.

El rostro de los regatistas gallegos transmite tanta prudencia como confianza. Y de ese equilibrio suelen nacer las medallas olímpicas. Con vientos de entre 12 y 20 nudos ofrecieron una demostración en la bahía misteriosa donde todo puede cambiar en cuestión de minutos.

El mejor posicionado es Iago López, patroneado por Diego Botín en un 49er que llegó a Tokio humilde pero consciente de su rol de vigente subcampeón mundial. El martes solo había podido disputar una regata, en la que fue quinto, y ayer completó, siempre desde posiciones de cabeza, una jornada de libro en el campo de regata de Sagami: ganaron la primera regata del día líderes de principio a fina, remontaron para ser segundos en la siguiente, y arreglaron una mala salida para firmar una quinta plaza en la última manga del día.