La cabeza frena a Simone Biles

DEPORTES

DPA vía Europa Press

La estrella americana rompe en la final por equipos de Tokio y su continuidad en los Juegos es una incógnita

28 jul 2021 . Actualizado a las 00:04 h.

Cuando solo estás tú y la eternidad, la presión es un hecho. Lo sabía Simone Biles (Ohio, Estados Unidos, 1997). Ella era la gran figura de estos Juegos. Millones de ojos seguían cada uno de sus pasos. Los expertos auguraban que Tokio sería recordado por su nombre. Y esa presión, seguramente desmedida para una joven de 24 años, le ha pasado factura. En la final por equipos, la considerada como mejor gimnasta de la historia demostró que también es humana. Solo había competido en el salto de potro —donde hizo la peor puntuación de su equipo con un 13.766 — cuando dijo adiós a la competición. Aunque se especuló con una lesión de tobillo, Biles confirmó tras la prueba que el problema estaba en su cabeza: «Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos».

Que las cosas no fluían se vislumbró el pasado domingo en las clasificatorias. Sorprendió porque Biles, siempre correcta, se pasó de potencia. Algo normal para el resto de competidoras, pero no para ella. «Me siento como si por momentos tuviera el peso del mundo sobre mi espalda. Sé que lo olvido y hago que parezca que la presión no me afecta, pero a veces es difícil», explicó a través de su cuenta en Instagram. Pero esta mañana, Biles no pudo masticar las expectativas de un país como Estados Unidos, que no había perdido una final en gimnasia desde el 2010. Rusia aprovechó la oportunidad y mordió el primer oro de su historia desde la desaparición de la URSS. Sin su icono, el equipo olímpico americano quedó a merced de Angelina Melnikova, Vladislava Urazova, Liliia Akhaimova y Viktoriia Listunova. Gran Bretaña finalizó en tercera posición. Aunque visiblemente afectada, Biles demostró su grandeza animando a sus compañeras y abrazando y felicitando a cada una de sus rivales tras la derrota. Palabras mayores.

Por el momento, el equipo olímpico de Estados Unidos no ha confirmado qué ocurrirá con Biles. Mañana a las 12.50, su gran estrella debería competir en la final del all around. Pero si podrá estar es todavía una incógnita. El taekuondista y psicólogo deportivo José Fernández defiende que no se sabrá hasta el último momento: «A pesar de que estos deportistas son extraordinarios, no son súper héroes. Tienen capacidad de reponerse en los malos momentos, pero veremos. Por su salud mental y por lo que le ha costado llegar a donde está, espero que pueda competir».