Wembley recibe a las dos Españas

DEPORTES

Kiko Huesca

El equipo de Luis Enrique, que se mueve entre su imagen discreta y la mejoría reciente, afronta un reto superlativo en la semifinal ante una Italia de culto

06 jul 2021 . Actualizado a las 19:41 h.

Las dos Españas se presentan en Wembley en el partido que dicta una primera sentencia sobre el proyecto de autor de Luis Enrique. Una no le mete un gol a nadie, pero de repente enchufa cinco en un par de partidos seguidos; una no tiene nueve, ni portero, ni liderazgo, ni experiencia, ni variantes en su dibujo, y al día siguiente pasa a semifinales de la Eurocopa en una tanda de penaltis agónica; una avanza pese a jugar asustada y escuchar silbidos como local en La Cartuja, pero compite después como si nada fuera de casa en los cruces en los que no había ya vuelta atrás; una disfruta de un cuadro que ni a propósito le enfrenta a rivales tan sencillos como Suecia, Polonia, Eslovaquia, Croacia y Suiza, pero al mismo tiempo en octavos derrotó a la actual subcampeona del mundo y en cuartos al verdugo de la Francia campeona. España es un misterio ante una maravilla como esta Italia en la semifinal de Wembley de este martes (21.00 horas,Telecinco).

La selección tiene el aprobado, claro que sí, porque llegar a semifinales de una Eurocopa concede ya algo más que buena nota, sea cual sea la letra pequeña, por la fuerza de los resultados. Pero resulta complicado no reconocer, incluso ahora que todo el vestuario saca pecho por la presencia en la antesala de la final, todos los matices que envuelven a esta España de la que cuesta no desconfiar. Dibuja una trayectoria en progresón, pero hasta en los tres últimos partidos, los de la mejoría de un equipo entumecido en el arranque de Sevilla, cualquier análisis necesita incluir una puñado de sucesos extraños.

Eslovaquia se empeñó con las cantadas de su portero, el tal Dubravka, en asfaltar una tarde tranquila cuando podía caer en una penosa fase de grupos. Aquello fue el prólogo. Croacia le remontó dos goles en un cuarto de hora de un encuentro que Luis Enrique solo supo gobernar en la segunda parte de la prórroga. Y Suiza jugó con diez durante 45 minutos sin que la selección le hiciese ni siquiera cosquillas. No solo eso, sino que la tanda de penaltis solo sonrió a España, después de fallar dos lanzamientos, por la nulidad de un rival con el que nadie contaba al principio del torneo.

Pocos escenarios como Wembley para desempatar el debate alrededor de España. Como tantos otros equipos, al calor de los buenos resultados transmite esa imagen de piña, tiene un chaval con una pinta fenomenal como Pedri, un pivote de jerarquía e inteligencia como Busquets, un lateral como Alba cuyo rendimiento debería sonrojar al seleccionador y un batallón de jugadores obedientes, intensos y más que notables. Por eso de la baja de Sarabia, una de las piezas que mejoraron a la selección en las últimas fechas, apenas se habla.

Peor remiendo debe hacer esta Italia de culto. Porque hasta España vio como en cuartos a su rival de semifinales se le lesionaba su jugador con un rendimiento más alto, Spinazzola. La Azzurra bebe en cierto modo de la mejor herencia de la España campeona. Pero lo hace de verdad, por juego, goles y rendimiento. No hay debates alrededor del equipo de Mancini, al que da gusto ver jugar y competir. La última frontera para las dos Españas de Luis Enrique.

La federación pide apoyo a los españoles en Londres

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) puso este lunes en marcha la campaña We need you (Os necesitamos) para que los aficionados de la selección nacional que viven en el Reino Unido acudan a Wembley para apoyar al combinado dirigido por Luis Enrique en la semifinal ante Italia. Debido a las estrictas medidas sanitarias impuestas por el Reino Unido, los aficionados que viven en España tienen imposible asistir al partido en Wembley, puesto que las autoridades locales obligan a guardar una cuarentena de entre 5 y 10 días. Por ello, la RFEF anima a la importante colonia de españoles que residen en Reino Unido, y sobre todo en su capital, Londres, a que acudan a Wembley. «Es más importante que nunca que todos los que puedan, den su aliento y ánimo a España en un momento tan importante y en un partido que decide el pase a la gran final en esta Eurocopa», señaló la federación en un comunicado.

Además, en esta campaña la RFEF también invita a esos ciudadanos ingleses que conocen y viajan a España, especialmente durante el verano, para que apoyen a la selección española. «Con el lema principal por bandera, es el momento de decir gracias, os necesitamos», concluye la Federación. Tanto las semifinales como la final se disputarán ante 60.000 aficionados, en su mayoría de las Islas Británicas y cientos de VIPs de la UEFA autorizados por el Ejecutivo de Boris Johnson, lo que supone un 75 % de la capacidad total de Wembley y el mayor aforo en un evento deportivo en el Reino Unido desde el comienzo de la pandemia.