El largo camino al muro inglés

DEPORTES

LEE SMITH | REUTERS

Pickford, portero de la imbatida Inglaterra, se marchó a quinta división para foguearse de juvenil y enlazó seis cesiones antes de comenzar un vuelo ascendente

03 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Inglaterra nunca había ganado una tanda de penaltis en un Mundial. Ayudado de una chuleta en su botellín de agua, Jordan Pickford detuvo el lanzamiento del colombiano Bacca y dio el pase a cuartos a su selección. La misma que tres años después se presenta ante Ucrania en la ronda de los ocho mejores de Europa como el único equipo que todavía no ha recibido un solo gol. Parece ciencia ficción si pensamos en las calamidades que sufrió la portería de los Three Lions desde la retirada de Seaman.

Cuando Guardiola le quitó la titularidad a Hart en el City, Southgate no dudó en otorgársela a un chaval que se crece ante los retos. Nacido en 1994 y reclutado por el Sunderland ocho años después, cuando alcanzó los 17 Pickford prefirió foguearse contra veteranos en el fútbol amateur que contra juveniles. «Me aburría jugar en juveniles o con el equipo reserva. No era estimulante. Siempre me ha gustado aceptar desafíos y progresar», explicó en una entrevista a Daily Mail un guardameta al que no le importaba abroncar a futbolistas que le doblaban en edad, según su técnico en el Darlington de la quinta categoría, Craig Liddle, en The Guardian.

También fue prestado al Alfreton, Burton Albion, Carlise United, Bradford y Preston antes de que le llegase una oportunidad en «su» Sunderland. Era un equipo en proceso de descomposición, que descendió y dio lugar a la popular serie de Netflix ‘Till I Die, pero Jordan brilló hasta el punto de ser traspasado al Everton convertido en el portero más caro en la historia de la Premier League, tras abonar casi 30 millones de euros.