España gana a Croacia en el mejor partido de la Eurocopa y accede a cuartos de final (3-5)

DEPORTES

STUART FRANKLIN

Morata y Oyarzabal desnivelaron en la prórroga un choque en el que la selección fue capaz de lo mejor y de lo peor

29 jun 2021 . Actualizado a las 09:12 h.

Era junio del 2019 en el Parken de Copenhague. Al menos en las gradas, llenas como en los tiempos en los que no cabía preocuparse si el de al lado carraspeaba. Sobre el césped, una Croacia queriendo ser una última vez la del 2018 y una España que todo lo contrario. El duelo entre los que no querían cerrar un ciclo y los que buscaban el camino hacia uno nuevo lo ganó España, aunque no llegaran 90 minutos para decidirlo.

La primera clarísima la tuvo Koke al cuarto de hora. Pedri —ayer sublime— le filtró un pase espectacular al área. El capitán colchonero, solo ante el portero, tuvo la grosería de estrellar el balón en el pie de Livakovic. Inmediatamente después, Morata no supo cabecear un centro preciso de Ferran.

El absurdo

La moraleja a los errores de Koke y Morata llegó de inmediato. En el minuto 20, Pedri mandó una cesión potente hacia Unai Simón. Acostumbrado a que en el Barça sea Ter Stegen el que reciba, Pedri no se cuidó de que su envío no cogiese dirección entre los tres palos. Unai Simón dejó pasar la pelota hacia su meta tras colocar mal el pie para controlar. Gol en propia meta. Una pifia de los que marcan época. La de Arconada ante Platini en el 84, la de Zubizarreta ante Nigeria en el 98, la de Molina ante Noruega en el 2000 y la amenaza de ser recordado por la de Unai Simón en el 2021. De Gea, que sabe lo que es fallar en una Eurocopa, trataba de animar desde el banquillo.