Duras críticas a Cristiano Ronaldo por su actitud tras caer ante Bélgica y despedirse de la Eurocopa

Ignacio Tylko AGENCIAS / COLPISA

DEPORTES

HUGO DELGADO

El astro portugués arrojó dos veces el brazalete de capitán y lo pateó

28 jun 2021 . Actualizado a las 14:31 h.

No es la primera vez que le ocurre y hay quien lo interpreta incluso como una señal positiva de su desbordante ambición, pero Cristiano Ronaldo ha encendido las redes sociales y recibido un sinfín de críticas tras la eliminación de Portugal a manos de Bélgica en octavos de final de la Eurocopa. La intolerancia a la frustración, un problema bien estudiado en psicología y psiquiatría, llevó al crack de Madeira a arrojar su brazalete de capitán al césped en dos ocasiones e incluso patearlo. Ya durante el partido Cristiano mostró signos de rebeldía porque el gol del empate no llegaba en un duelo definido como una auténtica final anticipada en La Cartuja.

El tanto de Thorgan Hazard en la primera mitad dio a los belgas el pasaporte para Múnich, donde el viernes se enfrentarán a Italia por un puesto en las semifinales del torneo continental. De esta manera, Cristiano Ronaldo dijo adiós al certamen que conquistó en el 2016, pues se estima que esta fue su última participación, ya que para la próxima edición, en el 2024, tendrá casi 40 años. Por eso, el artillero se mostró muy dolido tras el pitido final del alemán Felix Bruych y no pudo contener su rabia.

Consumado el KO de los vigentes campeones de Europa, el delantero se quitó del brazo el símbolo del capitán y lo arrojó con fuerza contra el maltrecho césped sevillano. Luego, se puso en cuclillas y se tragó la ira. Esa escena, captada por la transmisión televisiva y por varios fotógrafos, le ha valido una ola de críticas. Ese gesto entraña un simbolismo de desprecio por lo general muy mal visto tanto en los clubes como, sobre todo, en las selecciones nacionales. Pero la historia no se terminó ahí. Instantes después, Romelu Lukaku, estrella de la selección de Bélgica, se acercó a Cristiano para consolarlo antes de marcharse del terreno de juego. Cristiano se saludó afectuosamente también con el portero belga Thibaut Courtois y parecía más tranquilo. Pero al goleador de la Juventus le dio otro berrinche justo antes de entrar en el túnel de vestuarios que fue captado por un aficionado con su cámara desde las gradas. Ronaldo volvió a tirar el brazalete del capitán al suelo y le dio una patada. En la grabación se ve como un asistente coge la cinta del césped y se la devuelve al goleador, que la rechaza y hace un nuevo gesto de fastidio al levantar su mano derecha.