Portugal, injusto destronamiento

José Luis Losa EUROCOPA 2021

DEPORTES

Jose Manuel VidalPOOL

28 jun 2021 . Actualizado a las 00:10 h.

No es mayúscula sorpresa la eliminación holandesa. Llegaron al torneo en plena guerra interna. Fue engañoso el garbeo de la oranje por los llanos del Cruyff Arena, entre caricias de tulipanes y ante rivales mansos. Contribuyeron a inflar más el globo las chequeras de Barça o PSG abiertas a Depay o Wijnaldum.

Bastó una tarde en Budapest para devolver a Frank De Boer a su condición de loser. La mística del cruyffismo —con sus raíces en Rinus Michels— han facilitado que una generación de pésimos motivadores —Advocaat, Koeman, Van Basten— asumieran banquillos muy por encima de sus posibilidades. No se olvide que Michels, Erns Happel y Van Marwijk llevaron a Holanda a perder tres finales de Mundial. El top del mal fario.

El rostro de De Boer posee trazos cenizos en el ceño. La tristeza de su mirada llevaba dibujado que el rumbo de su dirigible terminaría en la catástrofe de helio y llamas del Hindenburg. Bastó la expulsión de De Ligt para la deflagración autoinducida. Los checos, bien ordenados, solo tuvieron que soplar.