La aficionada que provocó la caída masiva en el Tour está en busca y captura

La Voz

DEPORTES

Momento previo a la caída del pasado sábado durante la primera etapa del Tour
Momento previo a la caída del pasado sábado durante la primera etapa del Tour

Ha sido denunciada por la organización y se enfrenta a un año de cárcel y a una multa de unos 15.000 euros

01 jul 2021 . Actualizado a las 15:48 h.

Con un pantalón vaquero, gafas de sol y un impermeable amarillo. Así captaron las imágenes de televisión a la espectadora que provocó una gravísima caída en la primera etapa del Tour de Francia. La mujer, que invadió la carretera, enseñaba a las cámaras un cartel cuando derribó al alemán Toni Martín, corredor del Jumbo-Visma, a unos 45 kilómetros de la meta, y provocó un efecto dominó en el que se vieron implicados hasta una veintena de corredores. «Iba tirando justo en ese momento y vi la caída a mi lado, por una espectadora que estaba con una pancarta y golpeó a otro corredor. A partir de ahí fue el caos», relató el español de Movistar Iván García Cortina.

La fiscalía francesa ha abierto una investigación y acusa a esta aficionada de «violar deliberadamente las normas de seguridad y causar lesiones que podrían obligar a una baja laboral por tres meses». La mujer, de la que las primeras pesquisas apuntan podría ser de nacionalidad alemana, se dio a la fuga y la Gendarmería de Finisterre, la región por la que transcurría la etapa, pidió la colaboración ciudadana para localizarla y arrestarla. El delito del que se le acusa está penado en Francia con hasta un año de prisión y una multa que puede ascender hasta los 15.000 euros.

La caída provocada por esta aficionada provocó graves heridas a varios ciclistas y obligó al menos a cuatro de los implicados a abandonar definitivamente la prueba como consecuencia de las lesiones: el español Marc Soler, el francés Cyril Lemoine, el alemán Jasha Sutterlin y el lituano Ignatas Konovalovas.