Eslovaquia, un equipo que hace fácil lo fácil

DEPORTES

Maxim ShemetovPOOL

Es un conjunto solidario en la contención y peligroso al contragolpe

23 jun 2021 . Actualizado a las 08:47 h.

España va a pinchar en hueso con Eslovaquia. Sabe que le espera un partido incómodo, como lo fueron los de Suecia y Polonia, porque el rival de esta tarde también apostará por cerrar vías de paso y tratar de sorprender en alguna acción aislada. Ya ha dejado entrever que sabe explorar los espacios y por ahí tiene España una de sus vías de agua. El adversario es un equipo que no se complica la vida, hace fácil lo fácil y tiene las ideas muy claras.

columna vertebral

Dubravka, Skrinier y Hamsic

La columna vertebral del combinado eslovaco está integrada por tres jugadores con amplia experiencia. En la portería se sitúa Dubravka, uno de los mejores arqueros de la Premier League. Lleva tres años rindiendo a un gran nivel en el Newcastle. El jefe de la defensa es Skrinier, central del Inter de Milán, un futbolista con mucha jerarquía. Quizás no sea un nombre muy conocido, pero sí reconocido por su buen hacer tanto en el campeonato italiano como con la selección. Por delante, más cerca del área rival que de la propia, se ubica Marek Hamsik, el jugador de más talento. Durante doce temporadas defendió los colores del Nápoles, se fue a la liga China y volvió al Goteborg para disputar el tramo final de esta campaña. El curso venidero se estrenará en la liga turca, en las filas del Trabzonspor.

orden

El primer mandamiento, no encajar goles

Eslovaquia concibe su fútbol a partir de una primera premisa: no encajar goles. Es un equipo sacrificado, esforzado, al que no le importa hacer kilómetros, siempre con orden y solidaridad. Se afana en no dejar espacios, en cerrar vías de acceso hacia su área. Incomoda mucho con su buen hacer en tareas de contención y concede muy poco. Trabajan todos en la presión, empezando por los futbolistas más adelantados. Si España sigue sin aprovechar sus ocasiones, sufrirá.