Italia, lo mejor de la Eurocopa

DEPORTES

Ettore FerrariPOOL

La selección de Mancini exhibe su inalterable vocación ofensiva y firma otra cita de absoluto dominio sobre una Suiza que se quedó en las buenas intenciones

17 jun 2021 . Actualizado a las 10:04 h.

Suiza lo probó todo; de la trinchera a la presión alta. Cada versión se llevó un gol. Italia demostró estar lista para partidos de mayor enjundia que los de una primera fase que prometía sobresaltos y ha terminado reducida a un desfile de exhibición. Falta por catar a Gales, pero a esa cita llegarán los de Mancini en condiciones de elegir adversario para octavos y dar respiro a sus mejores hombres. Una dosificación iniciada ya en el minuto 70 del encuentro en el que selló su clasificación. A esas alturas, venciendo por dos, el responsable de la mayor atracción del torneo sentó a su futbolista mejor. Insigne abandonó el césped contrariado; seguramente, por no marcar. Rozó la diana en su tercera rosca del campeonato. La primera se marchó fuera, la segunda acabó en la red turca y esta la sacó Akanji de la escuadra, a donde viajaba con mala intención.

Para entonces, minuto 33, caían ya los suizos y en el duelo había pasado casi todo lo que es necesario contar. La exhibición de Spinazzola, por ejemplo, cuya permanencia en área enemiga resume mejor que ningún dato estadístico la obsesión de Italia por atacar. El lateral zurdo fabricó la primera del duelo tras combinar con Insigne y picar el cuero hacia la cabeza de Immobile, que se alzó frente al área pequeña y cabeceó fatal. Estuvo ahí el 1-0, como lo estuvo más tarde en otra irrupción azzurra a cargo de su capitán. Chiellini aprovechó un saque de esquina para trasladar de campo el muro y llevarse con él por delante a Xhaka y Akanji, recoger la pelota muerta y anotar. El VAR anuló el tanto porque en medio del tumulto asomó una mano del rematador.

Al contratiempo se le sumó enseguida otro cuando el central abandonó el campo lesionado, pero su equipo se rehízo de inmediato y Locatelli fue planteamiento y desenlace de un gol esta vez legal. El nudo lo puso Berardi, que recibió el fenomenal cambio de juego de su socio en el Sassuolo, desbordó a sus marcadores, llegó a línea de fondo y centró atrás. Allí retomó la acción el centrocampista, que había cubierto por sorpresa la distancia desde la divisoria, y finalizó a placer. Premio al descaro italiano frente a un oponente que intentó renunciar de inicio al acantonamiento, escarmentado en la piel de Turquía, pero se vio forzado a recular.

Con Seferovic a kilómetros de su zona de influencia y Embolo atado en corto, antes del intermedio solo hubo ocasión de ampliar ventaja. Spinazzola, imparable, volvió a esprintar hacia Sommer para ofrecer un golpeo artero con el exterior que colocó el balón a centímetros del palo más alejado del meta. El susto dejó la cita aún abierta y animó a Petkovic a reaccionar.

El técnico cambió de punta en el descanso y ordenó una presión alta que pareció funcionar. Italia se vio sorprendida y necesitó diez minutos para resolver cómo superar la primera línea suiza sin recurrir al arma que Mancini ha ordenado inutilizar. Ni un envío en largo más de los imprescindibles. Nadie se desentendió del cuero durante el desconcierto y, como en el encuentro inaugural, la paciencia tuvo premio. El mejor tramo del contrario se encontró la respuesta del gol. El segundo, esta vez. Lo volvió a hacer Locatelli, que cerró una larga combinación con un zurdazo desde la frontal. Doblete del centrocampista, a quien, ya con Suiza en la lona y desorganizada, dio alcance Immobile. Con otro fenomenal latigazo lejano, el delantero sumó un nuevo tanto a su cuenta en esta Eurocopa que ya tiene equipo al que admirar.

Ficha técnica:

3. Italia: Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Chiellini (Acerbi, m.24), Spinazzola; Barella (Cristante, m.86), Jorginho, Locatelli (Pessina, m.86); Insigne (Chiesa, m.69), Berardi (Toloi, m.69), Immobile.

0. Suiza: Sommer; Elvedi, Akanji, Schar (Zuber, m.58); Mbabu (Widmer, m.58), Freuler (Sow, m.84), Xhaka, Rodríguez; Shaqiri (Vargas, m.76); Seferovic (Gavranovic, m.49), Embolo.

Goles: 1-0, m.26: Locatelli; 2-0, m.50: Locatelli; 3-0, m.89: Immobile.

Árbitro: Sergej Karatsev (RUS). Mostró cartulina amarilla a Gavranovic (m.49) y a Embolo (m.79), de Suiza.