Morata reabre el debate del gol

DEPORTES

THANASSIS STAVRAKIS

La selección española suma dos partidos consecutivos sin ver puerta, algo que no sucedía desde hacía ocho años, y la afición cuestiona al delantero madrileño

16 jun 2021 . Actualizado a las 11:48 h.

El débil combinado polaco será el encargado, el próximo sábado, de testar si la alarmante falta de puntería de la selección ante los suecos fue solo accidental o viene a consolidar la teoría de que España tiene un problema de eficacia. «El día que ganamos 6-0 a Alemania todos teníamos gol y cuando se empata a cero, se dice lo contrario», reivindicó Gerard Moreno en la víspera del debut ante Suecia. España venía de empatar a nada frente a Portugal en un amistoso.

España tuvo ante Suecia el 85% de la posesión, consiguió completar con criterio 917 pases —por los apenas 161 de su rival— y lanzó a puerta 17 veces. De ellas, solo cinco entre los tres palos. Álvaro Morata tuvo la más clara en la primera parte. La Cartuja murmuró. Al inicio del segundo tiempo, el madrileño cruzó en demasía otra buena opción. Parte del respetable silbó. Álvaro agachó la cabeza, Alba le ofreció consuelo y Koke hizo un gesto a la grada pidiendo aliento. El concurso del ariete está, de nuevo, en la boca de todos. «No entiendo por qué le pitan», protestó Dani Olmo. «Todos podemos fallar», le excusó Pedri. «El próximo día igual marca tres y calla la boca de todos», advirtió Laporte. El debate del gol volvía a estar abierto, si es que alguna vez llegó a cerrarse.

Desde que Luis Enrique recuperó el timón, la selección ha disputado trece partidos y ha terminado sin hacer gol en cuatro. Durante su primera etapa como técnico, España había marcado siempre. Ahora lleva 255 minutos sin hacerlo. No acumulaba dos encuentros consecutivos con su tanteador en blanco desde la Copa de Confederaciones del 2013, cuando llegó a la final tras el empate sin goles ante Italia y cayó luego frente a Brasil (3-0). El peor registro histórico lo mantiene Clemente en la fase de clasificación para EE.UU. 94: 397 minutos. No parece que Polonia, a la que se enfrentó diez veces y ante la que marcó siempre, sea rival para engordar ahora el registro negativo.

Tras la igualada frente a los suecos, Luis Enrique cerró filas con Morata: «Yo intento proteger al máximo a mis jugadores. Álvaro está acostumbrado a situaciones así, pero no es agradable». Pese a los errores en la definición y al incipiente desapego con el público, que acabó por diluir al delantero, el técnico mantiene, por ahora, firme su confianza en él.

Gerard Moreno, en tercer plano

El seleccionador optó por retirar a Morata del terreno de juego, pasada la hora de partido, y darle su plaza a Pablo Sarabia. Gerard Moreno seguía calentando en la banda. Sarabia cerró su campaña en el PSG con 6 goles y 4 asistencias en 13 partidos. Moreno marcó 30 y sirvió 11 asistencias en 46. Pero la estadística no parece repercutir en Luis Enrique, que también descartó la opción de que Moreno acompañase a Morata, ya fuera en la derecha, como ha actuado algunas veces en Villarreal junto a un nueve de referencia, o retocando su sistema.

A Moreno, ovacionado a su entrada, le ofreció apenas el último cuarto de encuentro más el añadido. Luis Enrique sigue sin verlo como delantero referencia en su modelo, en el que le pide al ariete que ataque continuamente los espacios para provocar desajustes en los centrales. Una virtud que nadie extraña en Morata, pero al madrileño le sigue condenando la definición. Dani Olmo y Ferran Torres, sus acompañantes en los últimos metros, tampoco vieron portería.

La aportación de los medios

Si los delanteros se atascan, otra solución puede estar en las incorporaciones ofensivas de los ocupantes del centro del campo. Ante Suecia, Luis Enrique optó de partida por una medular —con Koke, Rodri y Pedri— que tampoco destaca especialmente en la definición. El canario es el que cuenta con un mejor perfil ofensivo, pero cuenta con más habilidad para el último pase que para el remate.

Luis Enrique tiene la opción de Marcos Llorente. Pero el jugador más en forma y con mejores registros en su parcela de la Liga tiene su plaza en la selección como lateral derecho.