¿Qué le sucedió a Eriksen? No se debe confundir la muerte súbita con un síncope a causa del esfuerzo

Fernando Huelin Trillo

DEPORTES

FRIEDEMANN VOGEL

15 jun 2021 . Actualizado a las 10:31 h.

La imagen clave en todo lo sucedido con Eriksen es la del propio futbolista con los ojos abiertos, la cabeza semilevantada y la mano en la frente. Porque una persona que sufre una muerte súbita o una parada cardiorrespiratoria no se recupera tan rápidamente ni sale consciente del campo.

Partiendo de la base de que no tenemos acceso al informe médico detallado, al diagnóstico y a las actuaciones practicadas con el futbolista, esa señal visual podría indicar que Eriksen hubiese sufrido un síncope causado por el esfuerzo. En ese caso, por inhabitual, habría que estudiar a fondo por qué ha sucedido. Podría tratarse de un desvanecimiento brusco de origen cardíaco. Por eso, el diagnóstico es clave. Si no hay parada, se debe tratar de que llegue la sangre a la cabeza, con las piernas en alto, y poco más, para intentar que no se agrave el caso. Sucede que, con los nervios y todo lo que rodea a un partido de este nivel, se diagnostica parada respiratoria porque, simplemente, no se diagnostica correctamente, y desde fuera puede dar esa sensación. Hay que dejar actuar a los que saben hacerlo y en estas situaciones suele haber demasiada gente alrededor. Y el procedimiento está totalmente mecanizado. Pero una persona con parada no va minutos después con la cabeza levantada de esa manera. El síncope no tiene tanta gravedad como el otro supuesto. Es un bajón de tensión, por el que no llega la sangre al cerebro, quizás debido al esfuerzo.

En lo relacionado con la muerte súbita, que ha salido a colación por este episodio, cabe destacar que es infrecuente en deportistas de élite porque se someten a controles y se supone que no tienen patologías previas, pero el 5 % de los casos se dan en corazones sanos. Y las hay por alteraciones taquicárdicas o de origen cerebral, como cuando rompe un aneurisma.