El ADN de la rana

José Luis Losa EUROCOPA 2021

DEPORTES

CARL RECINE

11 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Arranca la Eurocopa en la que se anticipa una galáctica final Francia-Inglaterra, con toques shakespearianos de batalla de Agincourt. Y el All-Star de los Mount, Foden, Kane, Mbappé, Kanté o Benzema en Wembley. Siempre con respeto hacia Bélgica, en la cual si Hazard revive hará sangre al madridismo, hacia Italia (pese a la sensible baja de última hora de Pellegrini) y sin descontar nunca a la Mannschaft recién comandada por Hansi Flick. En el caso de estos últimos, por la conocida ley de hierro que indica que en alta competición, al tercer bostezo, gol de Alemania.

Y sin embargo, la Eurocopa es terreno abonado para outsiders. Así como en el Mundial nunca un parvenu pudo saltar por encima de jerarquías o mandarines, el campeonato europeo posee un azaroso ADN de la rana: el que permitió a la Grecia del catenaccio más zascandil arrebatar a Portugal en Lisboa la Eurocopa de un Cristiano emergente. El que llevó a once daneses repescados en chanclas y con espíritu de Pepito Piscinas a pasar por encima de una Alemania que —a la sazón recién reunificada— metía aún más miedo. Y levantar la Copa de vuelta a Salou. Y la que en 1976 coronó los bigotes de Checoslovaquia. En esa Eurocopa, los checos noquearon a la URSS de Blokhin y a la Holanda de un Cruyff otoñal. Y en la final se llevaron por delante a la Alemania campeona del mundo, en una tanda de penaltis en la que falló Uli Hoeness y Panenka remachó patentando una excentricidad que, en el curso del tiempo, ha llegado a seducir hasta a Sergio Ramos. Y el colmo de los menesterosos que hicieron saltar la banca: el gol de Marcelino de la España landista-desarollista nada menos que al héroe internacionalista Yashin.

¿Nos deshacemos entonces de favoritismos? ¿Le damos chance a Finlandia? Fíjense: nunca Inglaterra ha ganado una Eurocopa. Ni siquiera ha jugado una final. Jamás en la historia los ingleses han disputado un choque contra Francia más allá de una primera fase. Así que en Wembley, el 11 de julio, el All-Star de la rana.