El Chelsea se corona en Europa tras romper la banca en fichajes

DEPORTES

MANU FERNANDEZ

El equipo de Abramóvich fue el club europeo que más invirtió en traspasos el pasado año, más de 247 millones de euros, seguido del City, su rival en la final

31 may 2021 . Actualizado a las 09:13 h.

Roman Abramóvich, el magnate ruso que hizo fortuna con el negocio del petróleo, está detrás del campeón de Champions. Un Chelsea ejecutado a base de talonario, que ha invertido en el pasado verano 247,2 millones de euros en traspasos de jugadores, la cifra más alta en Europa. Se dejó 80 en Kai Havertz, el héroe de la final, que llevaba hasta la fecha un más que discreto periplo en Londres. Otros 58 millones en Timo Werner, compatriota de Havertz, y del que ya ironizaban con el sentido de su nombre. «Sí, si hablamos de goles y de ocasiones falladas, ha sido mi peor temporada. Sé que se esperaba mucho más de mí. La verdad, 12 goles no es suficiente», contó al Daily Telegraph tras la final.

A Stamford Bridge llegó también Ben Chilwell, un polivalente defensa formado en las categorías inferiores del Leicester, a cambio de 50 millones de euros. Otros 40 los gastó el Chelsea en el centrocampista neerlandés, de origen marroquí, Hakim Ziyech, que fue suplente en la final de Oporto. La nómina de la fuerte inversión realizada por el Chelsea la completa el portero Edouard Mendy, al que incorporó desde el Rennes francés a cambio de 24 millones de euros. Abramóvich entregó a Frank Lampard un proyecto multimillonario al que llegó también Thiago Silva, libre tras finalizar su contrato con el PSG. Lampard fue cesado en enero, antes de enfrentarse al Atlético de Madrid en octavos de final de Champions, con el equipo noveno en la Premier, a cuatro puntos de los puestos europeos. Con Tuchel acabó cuarto.

El City gastó 157 millones

El otro finalista de Champions, el Manchester City de Guardiola, fue el segundo equipo con mayor gasto en fichajes durante el 2020, aunque a más de 90 millones de distancia del Chelsea. Los citizens desembolsaron 157 millones para reforzar sobre todo su línea de zagueros. Así llegaron los centrales Rubén Dias, del Benfica a cambio de 68 millones de euros, Nathan Aké, por el que pagaron al Bournemouth 28, y el lateral diestro Yan Couto, del fútbol brasileño, con un coste de 6 millones. El City incorporó también a Ferrán Torres desde el Valencia tras el pago de 23 millones.

El tercer cajón del podio, si hablamos de gasto en fichajes durante el 2020, lo ocupa el Barcelona. Las incorporaciones de Pjanic —60 millones desde el Juventus— Trincão —por 31 millones desde el Braga— Dest, por el que abonaron 21 millones al Ajax, y Matheus Fernandes, a cambio de 7 millones al Palmeiras, elevaron el montante azulgrana por encima de los 124 millones.

El gol de Kai Havertz no solo aseguró el segundo título de la máxima competición continental para las vitrinas del Chelsea, también ha servido para poner la guinda a los ingresos que percibirán por su concurso en esta edición de la Champions.

Una Champions de 106 millones

La UEFA implementó la pasada temporada un nuevo sistema de ganancias, por el que todos los equipos se garantizan una cantidad fija de 15,25 millones de euros por participar. Cada victoria en la fase de grupos se paga a 2,7 millones —a 0,9 los empates— y por participar en los octavos de final se ingresan 9,5 millones. Los cuartos otorgan 10,5, las semifinales 12 millones y en la final el campeón se queda 19 y el subcampeón, 15.

Así, el Chelsea se embolsará con su título 82,35 millones gracias a los resultados obtenidos en la competición, otros 24,2 millones por el ránking de coeficientes y 3,5 que percibirá por participar en la próxima Supercopa de Europa: en total, 106,55 millones.

La salida de tono de Havertz tras ganar la Champions

La presión por el gasto acometido en su fichaje persiguió al germano Kai Havertz (Aquisgrán, 1999) durante toda la temporada. El Chelsea pagó 80 millones de euros para conseguir su pase del Leverkusen. Sin embargo, su rendimiento estuvo lejos de lo esperado. Havertz marcó nueve goles y ofreció nueve asistencias en 44 partidos. De ellos, en 21 comenzó como suplente.