Caetano Horta: «En París sí queremos dejar huella»

DEPORTES

Participará en su primeros Juegos a los 18 años tras vivir un curso de puro frenesí

31 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Caetano Horta (Noia, 2003) estará en los Juegos de Tokio. A sus 18 años, ha vivido 12 meses de puro vértigo. De recorrer la ría de Muros-Noia, a concentrarse en Bañolas con Manel Balastegui para acoplar el doble scull de peso ligero que quiere dar un golpe encima de la mesa en la cita nipona. La condición de deportista promesa le acompañó desde crío, pero hoy es ya el presente y el futuro del remo gallego y nacional. Admite que está tranquilo, que la presión no le faceta. La mirada la tiene en París 2024. Ahí si quiere coronar su carrera con una medalla.

- Le tocó vivir la parte amarga de esta pandemia. ¿Qué tal llevó el coronavirus?

- Primero se contagió el entrenador y eso nos dejó sin poder participar en la Copa del Mundo. Luego me tocó a mí, y por último a Manel [Balastegui]. Se fue complicando todo. Estuve 15 días encerrado. Fueron dos semanas sin poder entrenar con normalidad, y eso nos lastró.

- No llevó muy bien el cierre.

- La verdad es que no. Al principio sí, porque aún contábamos con ir a la segunda Copa del Mundo. Nos daba tiempo y teníamos ese objetivo. Cuando vimos que tampoco podíamos participar me vine abajo. Me faltaba esa presión y esa motivación para entrenar solo.

- ¿Ahora con el covid superado ha conseguido despejar?

- Sí, pero bueno, estuve estudiando para selectividad. Estoy centrado en eso también. Pero el covid nos impidió mantener la planificación. Hubo días difíciles. Ahora estamos mejor, a pesar de esas dos semanas sin poder trabajar en el barco. Vamos mejor que antes, seguimos progresando.

- Y vacunado. Vi que lo vacunaron los militares.

- Nos tocó ya. Debe ser un acuerdo con el Comité Olímpico.

- ¿Secuelas?

- Algo de dolor en el brazo. Pero ya va mejorando.

- En las Copas del Mundo tenían como meta medirse a los barcos que irán a los Juegos...

- Sí, fue una pena porque queríamos ver en qué nivel estamos. Al no poder ir decidieron que vayamos al Campeonato de España, que es el 20 de junio en el País Vasco. Nos lo tomamos como una prueba seria, como una referencia. No es lo mismo que una Copa del Mundo, pero es un estímulo más.

- Conociéndolo, me da que a Tokio no irán a hacer turismo. ¿Piensa en las medallas?

- Ahora mismo todo va bien y solo espero que no tengamos más interrupciones para poder centrarnos en entrenar y preparar los Juegos. Las medallas son un reto muy ambicioso. Está todo muy apretado. De un cuarto puesto a un final B hay nada. Todo será cuestión de detalles para pasar las rondas. Cada regata será superimportante. En nada, en milésimas te pueden pasar dos equipos. Hay que estar al 100 % y no despistarse.